Logo Loading

Las Administraciones han impulsado en un año 32 nuevas normas y regulaciones con importantes costes adicionales para la actividad del Comercio. ANGED, en su Asamblea Anual celebrada el 21 de septiembre, reclama evitar nuevos impuestos para las empresas y rebajar las cargas fiscales a los hogares.

El presidente de ANGED, Alfonso Merry del Val, ha demandado el 21 de septiembre a los responsables públicos “tener una mayor sensibilidad con la dura situación que afrontan los empresarios”. En la clausura de la Asamblea Anual, en la que fue reelegido presidente, Merry del Val ha insistido en que “el objetivo prioritario de la política económica debería girar en torno a las reformas estructurales que ayuden a mejorar nuestra competitividad, porque es la única vía para crear más inversión, riqueza y empleo”.

Para Merry del Val “la inflación es el peor enemigo de la sociedad, porque depreda los márgenes empresariales y recorta la renta de los hogares”. Sin embargo, “en medio de una crisis energética, algunas políticas de las Administraciones están acelerando la espiral de costes”, ha señalado Merry del Val. En concreto, en el último año las Administraciones han impulsado 32 nuevas normas y cargas regulatorias para el Comercio que encarecen sus costes: más impuestos y cotizaciones, nuevas obligaciones para el ejercicio de su actividad e importantes requerimientos de inversión para adaptar su negocio en cuestiones como etiquetados, puntos de recarga, economía circular, plásticos, residuos o transición energética. La fragmentación entre comunidades y la anticipación a las propias directivas europeas agravan el impacto.

El presidente de ANGED ha solicitado medidas para frenar esta espiral de los costes y de la energía. Entre otras, ha pedido para la Distribución un marco similar al de la Industria electrointensiva, para acceder en mejores condiciones a la energía. También evitar nuevos impuestos a las empresas, en particular los que “encarecen la producción del bienes básicos”, y aliviar la fiscalidad de las familias, con medidas como la deflactación del IRPF o rebajas puntuales del IVA. También ha propuesto una “profunda revisión de normas vigentes y previstas que representen un incremento de los costes empresariales”. Merry del Val ha considerado que se deben crear incentivos a la modernización de las empresas, frente a enfoques sancionadores, e impulsar la flexibilidad imprescindible para adaptar los modelos de negocio a una coyuntura muy difícil.

Merry del Val destacó la capacidad del sector para superar las adversidades recientes: las empresas de ANGED han recuperado el nivel de empleo 2019, han invertido 1.500 millones de euros en dos años de pandemia, generan 4.000 millones de euros anuales de ingresos fiscales para el Estado y 6.750 millones al año en salarios y cotizaciones.

 

Deja tuComentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.