Logo Loading

Opinión

Tribuna de Eva Levi: Arquitectos de un nuevo espacio

Aunque el mes de julio quede atrás a estas alturas, recordareis que, con la llegada del calor sofocante, se quedó Madrid los fines de semana, como solía quedarse solo en agosto – vacío. Y que, al comentarlo, salía inevitablemente a colación el teletrabajo, pues fueron muchos los profesionales que se escapaban de la ciudad el jueves y regresaban el lunes, aprovechando el “formato híbrido”.

Tribuna de Eva Levy: Israel y sus paradojas

He visitado recientemente Israel (*) con siete destacadas directivas y ejecutivas de distintos sectores, en un viaje organizado por la Embajada de Israel. Pertenezco a la Cámara de Comercio España-Israel desde su fundación, en 2005 y me parecen muy útiles estas salidas que, con cierta informalidad en este caso, permiten conocer el ecosistema tecnológico, de innovación y emprendimiento de un país lleno de contrastes y dificultades, pero a la vez vital y pujante, algo que resulta inspirador cuando se atraviesan épocas de crisis, como las que hemos venido encadenando en España en los últimos años.

Tribuna de Eva Levy: Súper Cuidadores

He participado, con un pequeño testimonio personal, en un libro realmente destacable: Súper Cuidadores, editado por LoQueNoExiste (con muy buenos títulos sobre asuntos actuales) y coordinado por Aurelio López-Barajas de la Puerta. Pero una cosa es aportar un texto, aunque te remueva por dentro, y otra tener en la mano, unos meses más tarde, el resultado final. Es entonces cuando las páginas convierten en tangibles los esfuerzos, alegrías y sufrimientos de esa obligación tan compleja que supone atender a los nuestros -o a los ajenos, si es desde la profesión o el voluntariado- en sus momentos difíciles, cuando falta la salud, se acumulan los años, o las dos cosas.

Tribuna de Eva Levy: Obstinación

Raros son los días en los que no se oye a alguien quejarse de la prepotencia, por no decir la dictadura, de la informática. Pronto, hasta para comprar una barra de pan se necesitará un código, que por cierto nadie nos habrá comunicado. En realidad, nos han transformado en seres esquizoides. ¡Qué maravilla poder hablar por whatsapp, gratis o por lo menos con la impresión de que es gratis, con el tío Sebastián, que se marchó a California hace mil años! O encontrar por Facebook a Encarnita, esa amiga del cole de la que no teníamos noticias desde hace cuarenta años, por lo menos. Pero, qué rabia da recibir una factura equivocada o tropezarse con un problema burocrático sin que sea posible dirigirse a alguien a quien poder exponer el problema, porque todo se resuelve online, lo cual significa que no se resuelve, a menos de tener entre veinte y treinta años y de ser titular de un máster de informática aplicada. Aplicada lo será, pero no siempre al bienestar del cliente. Bien, ¿y a qué vienen los talibanes en todo esto?.

Tribuna de Eva Levy : Kabul, a la vuelta de la esquina

Cuando escribo estas líneas ignoro – aunque lo temo – cómo habrá terminado la evacuación de los afganos más amenazados por la salida occidental. Quería esperar hasta tener una idea más completa de la situación, pero no puedo quedarme callada, conmovida por el drama de tantas personas y especialmente de las mujeres.

Tribuna de Eva Levy: Complejo/ Complicado

Tengo dos nietos que entrarán en primaria el curso que viene y me ha dado por pensar en qué supondrá para ellos pasar de una aproximación al conocimiento integral – como la que ahora tienen – a otra compartimentada en asignaturas inconexas. Puede que eso sea lo cómodo y quizás hasta lo necesario, pero sabemos por experiencia, que induce a que los niños las consideren un fin en sí mismas, lo cual les resta vigor en su afán de explorar, descifrar y compartir de forma empírica y lúdica ese mundo que tanta curiosidad despierta en ellos todavía.

Hotel Rural Don Fadrique

Don Fadrique se eleva orgullosa a la salida de Alba de Tormes, camino de Salamanca, entre la sierra de Béjar y Gredos, mirando hacia su torreón medieval. Un edificio castellano de gran presencia nos invita a conocer su interior, y allí sorprende su señorío, sus 22 habitaciones, singulares, acogedoras y, sobre todo, la humanidad de los dos hermanos que gestionan este hotel gastronómico.

Alejandro Fernández Pérez, Alejandro Fernández, Alejandro.

Decir Alejandro, en el sector del vino era decirlo todo.  Nació en 1933 y a lo largo de su vida, durante 88 años, fue un hombre memorable. Recuerdo a Alejandro siempre sonriendo, ilusionado. Para Alejandro no había días, ni horas, solo había campo, familia. Alejandro se recorrió el mundo llevando bajo el brazo una botella de vino y una bandera de España que le arropo hiciera frío o calor. Alejandro siempre fue Alejandro, hablara con el Rey, con gente famosa o con gente de campo, nadie le era indiferente y a nadie era indiferente.

Tribuna de Eva Levy: Perseverancia

“Nueva normalidad, mismo cáncer”. Es el último slogan de Astrazeneca y pega fuerte. Es una llamada a no descuidar las rutinas de diagnóstico oncológico en este contexto de pandemia y no puedo menos que aplaudir la iniciativa pues son además varios los amigos y conocidos personales que se han visto afectados en este sentido desafortunadamente.