Logo Loading

Opinión

Alejandro Fernández Pérez, Alejandro Fernández, Alejandro.

Decir Alejandro, en el sector del vino era decirlo todo.  Nació en 1933 y a lo largo de su vida, durante 88 años, fue un hombre memorable. Recuerdo a Alejandro siempre sonriendo, ilusionado. Para Alejandro no había días, ni horas, solo había campo, familia. Alejandro se recorrió el mundo llevando bajo el brazo una botella de vino y una bandera de España que le arropo hiciera frío o calor. Alejandro siempre fue Alejandro, hablara con el Rey, con gente famosa o con gente de campo, nadie le era indiferente y a nadie era indiferente.

Tribuna de Eva Levy: Perseverancia

“Nueva normalidad, mismo cáncer”. Es el último slogan de Astrazeneca y pega fuerte. Es una llamada a no descuidar las rutinas de diagnóstico oncológico en este contexto de pandemia y no puedo menos que aplaudir la iniciativa pues son además varios los amigos y conocidos personales que se han visto afectados en este sentido desafortunadamente.

Tribuna de Eva Levy: Cómo ganar (o perder) una revolución

En este 2021 cargado desde tan temprano de símbolos (el Capitolio, la nieve…) y marcado, por supuesto, por un 2020 sumamente difícil a escala global, me siento invitada a reflexionar sobre la acumulación de situaciones sin precedente a las que nos enfrentamos y su significado profundo más allá de lo que llamamos “actualidad”. Puesta a ello, se me ocurre que, como sociedad, estamos viviendo una fase equivalente a la de las dolorosas contracciones que preceden a un parto, como si este tiempo fuera la antesala de un nuevo periodo en el que todos los referentes conocidos – y ahora en jaque – pidieran ser repensados y renovados con urgencia.

Tribuna de Eva Levy: Formarse o transformarse, esa es la cuestión

En estos tiempos de división y confrontación abierta, sigo buscando puntos de consenso entre unos y otros para facilitar el diálogo, que es lo que a mí más me importa y promuevo. Y así, tengo últimamente identificado que casi todos coincidimos en que nuestra juventud no parece todo lo bien equipada que debiera para los tiempos que vienen. Así lo avalan los alarmantes indicadores de desempleo juvenil y el hecho de que las empresas a duras penas encuentren los perfiles que necesitan a pesar de que los candidatos sean los más formados de nuestra historia.

Tribuna de Eva Levy: Tiempos de Sumar

De lo mucho que vemos y oímos a diario, solo en algo coincidimos todos, y es en que, si nuestros dirigentes fueran capaces de escucharse, entenderse y trabajar alineados, aunque solo fuera un poquito, otro gallo nos cantaría. La falta de colaboración entre las instituciones la estamos pagando muy cara todos. Estamos unidos, pero en el descalabro. Triste logro.