Logo Loading

ASAJA Castilla-La Mancha denuncia que los primeros precios de la uva publicados por la industria no responden a la situación del mercado y no cubren los gastos de producción, lo que supone un incumplimiento de la Ley de la Cadena Alimentaria y exige a las administraciones públicas que velen por el cumplimiento de la Ley.

La organización agraria ha criticado la pasividad de las Administraciones públicas mientras la industria incumple la ley, y ha exigido a los Gobiernos que justifiquen y demuestren si los precios de la uva cubren gastos de producción.

En este sentido, ha criticado al Ministerio de Agricultura y a la Interprofesional del Vino de España por no publicar unos costes de producción oficiales que llevan años elaborados y que servirían para que la industria se viera obligada a fijar unos precios por encima de los costes. Algo que no ocurre porque, según la organización agraria, están cediendo a presiones o respondiendo a otros intereses, ya que, para otros cultivos, se han elaborado estudios y fijado normas en un breve espacio de tiempo.

Por otro lado, ha urgido a la Consejería de Agricultura a que se implique en las soluciones, ya sea tomando medidas o publicando su propio estudio de costes de producción, ya que cuentan con la Universidad de Castilla-La Mancha y con la colaboración de ASAJA para poder realizarlo urgentemente.

Precios que no responden a la realidad del mercado

Según los cálculos de los técnicos de ASAJA, además de pagar entre un 20 y 30% por debajo de los costes de producción, los precios de la uva no responden a la realidad del mercado. Los precios, han asegurado, están desacordes con las estimaciones de producción nacional e internacional, los datos de existencias y el ritmo de las comercializaciones.

Por un lado, ha apuntado que Castilla-La Mancha tendrá una producción que rondará los 20-21 millones de hectolitros de vino, un 30% inferior a la del pasado año y, también España, tendrá una cosecha baja que no llegará a los 39 Mhl. Y lo mismo ocurre con los principales países competidores que estiman una reducción de sus cifras. El ministerio de Agricultura francés apunta a una producción de 33 Mhl, 12 Mhl menos que la media nacional francesa, e Italia, 45 Mhl, 6 Mhl por debajo de su media nacional.

Por otro lado, en cuanto a las cifras de las existencias, los datos oficiales a 31 de julio marcaban 41 Mhl de stock nacional, de los que 11,7 Mhl de vino y mosto pertenecen a Castilla-La Mancha. La organización agraria ha explicado que está habiendo un buen ritmo de salidas, la comercialización ha mejorado en los meses de verano y bastante por encima de la de hace dos campañas, cuando el Covid-19 agravó la situación del sector vitivinícola.

Deja tuComentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.