Logo Loading

Con la compra de Bodega Sanclodio en Ribeiro, Carlos Moro refuerza su apuesta por las pequeñas bodegas con producciones limitadas y artesanales. El bodeguero y empresario recorre, a través de sus vinos, algunos de sus principales proyectos enológicos desde el más actual hasta sus inicios: Sanclodio (Ribeiro), CM Viña Tenencia (Ribeiro), CM Viña Garugele (D.O.Ca. Rioja), Emina Emoción (Ribera del Duero) y Cyan Prestigio (D.O. Toro).

Tras la reciente incorporación de Bodega Sanclodio, en la D.O. Ribeiro, Carlos Moro, presidente de Bodegas Familiares Matarromera, presenta su historia personal y empresarial a través de sus vinos, por algunas de las mejores zonas enológicas de nuestro país. Una incesante búsqueda de la identidad y excelencia de estas tierras que se materializa en unos vinos únicos, resultado de una minuciosa labor de la mano de bodegas boutique seleccionadas con esmero, cariño y enorme pasión por el vino, volcados en toda su trayectoria profesional a lo largo de sus más de 30 años de actividad en el sector.

En un almuerzo con prensa especializada en el Restaurante La Penela, el bodeguero y empresario ha destacado su “apuesta y convencimiento por apoyar una forma de elaborar única y diferente a través de pequeñas bodegas que se convierten en emblemas destacados de nuestra familia. Apoyarlas, mimarlas y ayudarlas a sacar lo mejor de sí mismas es nuestro compromiso con la tierra y el legado que deseamos dejar en el mundo del vino”, asegura Carlos Moro.

Sanclodio, D.O. Ribeiro

La última adquisición de Carlos Moro se sitúa en Galicia, concretamente en la margen izquierda del río Avia. Son tierras que pertenecieron a los monjes del monasterio de Oseira y luego a los de San Clodio. Cuatro fincas bien cuidadas de más de nueve hectáreas en total, donde prosperan las variedades autóctonas de treixadura, albariño, loureiro y godello. “Bodega Sanclodio es la última joya vinícola que hemos descubierto y que hemos querido incorporar a nuestra familia. Nuestra vocación es descubrir pequeñas bodegas boutique que están desarrollando productos excepcionales y ayudarlas a mejorar la calidad de sus productos a través del conocimiento de las últimas tecnologías”, afirma el empresario. Bodega Sanclodio fue, hasta mayo de este mismo año, propiedad del cineasta José Luis Cuerda. Desde su salida al mercado en 2003, Sanclodio se situó inmediatamente entre los vinos de mayor prestigio de toda la zona, alabado unánimemente por las guías y publicaciones vinícolas.

Para Carlos Moro, “hoy compartimos parte de un proyecto empresarial iniciado por mi hace décadas. Un recorrido a través de algunas de las bodegas que tenemos en diversas denominaciones de origen, con el objetivo de trasladaros la riqueza de nuestras tierras y parte del alma de todos los que formamos esta gran familia”, añade.

Deja tuComentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.