Logo Loading

El pago, el cuarto de esta campaña, se ingresará en las cuentas de 317 beneficiarios el día 4 de marzo. En lo que va de campaña, se han inyectado 9,5 millones de euros en la región para más de 1.200 viticultores y la perspectiva pasa por superar los 30 millones de euros, impulsando así la rentabilidad de la viticultura. El consejero de Agricultura, Agua y Desarrollo Rural, Francisco Martínez Arroyo, ha resaltado la importancia de la diferenciación del consumo nocivo del consumo moderado de vino que va a permitir “seguir trabajando en defensa del sector del vino”, que genera empleo y riqueza en la región y en Europa.

El próximo viernes, 4 de marzo, la Consejería de Agricultura, Agua y Desarrollo Rural va a realizar “un importante” pago de las ayudas de reestructuración del viñedo a 317 viticultores, por valor de 2,6 millones de euros.

Se trata del cuarto abono en lo que va de campaña en la Comunidad Autónoma, desde octubre del año pasado, en la que se ha inyectado un total de 9,5 millones de euros para 1.200 viticultores. El objetivo es superar los 30 millones de euros en unas ayudas que contribuyen a hacer más rentables las explotaciones de un sector, el vitivinícola, que genera empleo y crea riqueza.

Así lo ha señalado, el consejero de Agricultura, Agua y Desarrollo Rural, Francisco Martínez Arroyo, tras el seminario web ‘Vino y consumo: Plan de lucha contra el cáncer, promoción y etiquetado’, organizado por la Asamblea de Regiones Europeas Vitícolas (AREV), actualmente presidida por Castilla-La Mancha, en el que expertos europeos han profundizado en el debate suscitado sobre el consumo de vino y cómo los desarrollos sociales y legislativos pueden afectar a este alimento.

Martínez Arroyo ha recordado que éste es el tercer seminario que se realiza, dentro del ciclo iniciado en 2021, tras los debates de la reforma de la PAC o la viticultura y el Pacto Verde en mayo y septiembre del año pasado, respectivamente.

De esta manera, el consejero se ha referido a la decisión reciente del Parlamento Europeo de diferenciar el consumo nocivo del consumo moderado que va a permitir “seguir trabajando en defensa del sector del vino, vinculado a la cultura y la Dieta Mediterránea”, y se ha mostrado satisfecho del trabajo realizado por los europarlamentarios y la presión ejercida desde la AREV para su consecución, siendo “un buen trabajo de todos en defensa de los intereses del vino europeo y, por ende, de Castilla-La Mancha”.

Así para este otoño, según ha indicado Martínez Arroyo, está sobre la mesa la decisión de la Comisión Europea en relación a la promoción de los alimentos y, desde la AREV, se trabajará para que el vino se siga considerando un alimento y esté dentro de las tareas de promoción de la Comisión Europea.

Deja tuComentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.