Logo Loading

Castilla-La Mancha se ha comprometido a impulsar un proyecto de cooperación interregional con la Comunidad Valenciana y Murcia, para poner en valor la variedad de uva Monastrell. Se iniciaría a partir de 2023 con el nuevo Programa de Desarrollo Rural y se haría dialogando entre los grupos de desarrollo rural de estas tres regiones en las que se cultiva esta variedad, uniendo a los agricultores en un proyecto colectivo.

De esta manera lo ha informado el consejero de Agricultura, Agua y Desarrollo Rural, Francisco Martínez Arroyo, quien ha recibidoel 24 de febrero en Albacete a los representantes de la Asociación Monastrell, entidad sin ánimo de lucro creada en 2019 por seis consejos reguladores del sureste español, compuesta por las Denominaciones de Origen de vino de Almansa, Jumilla, Bullas, Valencia, Alicante y Yecla, ubicadas en las regiones de Castilla-La Mancha, Comunidad Valenciana y Región de Murcia.

En el encuentro mantenido Martínez Arroyo ha destacado que esta variedad es “emblemática” que “nos representa muy bien en los mercados en estas comunidades autónomas” y de ahí el apoyo del Ejecutivo a este proyecto.

En cifras, es una variedad que supone casi el 80%de la DO Jumilla, una denominación que tiene alrededor del 60 por ciento de su viñedo en cinco municipios de la provincia de Albacete, y en el caso de la DO Almansa, la monastrell se sitúa como la segunda variedad, tras la garnacha tintorera.

Nueva medida agroambiental paras el viñedo de secano

Además, en el encuentro se ha tratado la nueva medida agroambiental para el viñedo de secano que se pondrá en marcha a partir de 2023 en Castilla-La Mancha y que tendrá 26 millones de euros de presupuesto. Se trata, ha dicho, de un compromiso adquirido al final de la legislatura pasada y que se ha elaborado con el sector, para “garantizar así la viabilidad del viñedo de secano”.

Martínez Arroyo ha informado, también, que hasta el 4 de marzo las denominaciones de origen de vino de la región pueden presentar sus candidaturas a los premios Gran Selección Castilla-La Mancha que, como novedad, incrementan las categorías en vino, pasando de las cinco existentes a seis, con la incorporación de la de vino elaborados con la monovarietal airén.

En la presentación de la Asociación Monastrell, han estado junto al consejero, los presidentes de las denominaciones de Almansa, Adolfo Cano; Jumilla, Silvano García; Yecla, Rafael Verdú; Bullas, Francisco Carreño; Alicante, José Juan Reus, además de técnicos y el delegado de Agricultura, Agua y Desarrollo Rural en Albacete, Ramón Sáez.

Agresión rusa a Ucrania

En otro orden de cosas y preguntado por los medios de comunicación sobre la agresión de Rusia a Ucrania y su afectación a sectores como el vino, el consejero ha resaltado que, en el caso del vino, se facturan alrededor de diez millones de media en los últimos años, una cantidad modesta teniendo en cuenta la facturación global del vino de Castilla-La Mancha que se sitúa en 700 millones de euros.

Ante esto, se estará atentos a lo que pueda suceder y las medidas que se tomen para que Rusia frene el ataque y conocer la respuesta rusa. Así, ha recordado que en Europa hay un mecanismo de contingencia europeo con ayudas ante estas situaciones complicadas, como sucedió con el veto ruso a las frutas y hortalizas, hoy aún vigente.

 

 

Deja tuComentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.