Logo Loading

China Crown, el templo de la cocina imperial china, es ya el máximo exponente de la gastronomía asiática en Madrid. Un restaurante que, en su segundo aniversario, celebra el éxito y se asienta como referente en el sector culinario de la capital madrileña, con elaboraciones que acercan a los comensales el recetario chino más tradicional.

China Crown se ha encargado de acercarnos la cocina de este país tan valorado en la cultura occidental, con platos que nos proporcionan un recorrido completo a través de los más de 4.000 años de historia de esta gastronomía. De esta manera, este restaurante situado en el número 6 la calle Don Ramón de la Cruz, en pleno corazón de Madrid, nos sumerge en la cultura culinaria asiática abarcando recetas confeccionadas con la máxima precisión y calidad posibles, embaucando así a los paladares con sabores que para muchos son aún desconocidos. En este espacio, los comensales podrán degustar delicias de una manera muy especial, pues su recetario está formado por platos que explotan gran cantidad de sabores gracias a la búsqueda de los ingredientes originales y las recetas de la China Imperial, resultado de años de investigación. China Crown es un homenaje a la alta gastronomía imperial china, una radiografía de los platos más puros de su extenso recetario. Para plasmar la esencia del Imperio y servir lo que comían los Grandes Emperadores, Felipe Bao, chef ejecutivo de China Crown, y su equipo realizan constantes estudios de esta gastronomía. El objetivo está claro: dar con las materias primas y técnicas de elaboración adecuadas consiguiendo así la intensidad, texturas y sabores más auténticos de esta gastronomía.

China Crown ha acercado una nueva forma de interpretar la cocina, con el desarrollo de nuevas técnicas en la cocina de su Pato Imperial Beijing, el plato estrella del restaurante. Además, en sus cocinas se han incorporado una política de residuo cero en todas sus recetas, donde la cocina de aprovechamiento es su máxima.

En la propuesta gastronómica que nos ofrece China Crown, destaca su Pato Imperial Beijing, un manjar cuyos orígenes se remontan a los emperadores chinos de la dinastía Yuan (1279-1368), actualmente está considerado como uno de los mayores exponentes de esta gastronomía, siendo un indispensable para aquellos amantes del recetario chino más puro. Su mimada elaboración -que abarca una preparación de cinco horas- y su impecable y tradicional servicio en mesa -que requiere cortes precisos y estudiados para obtener las partes más jugosas de esta ave- son los motivos por los que es la joya de la corona china y de China Crown.

Deja tuComentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.