Logo Loading

Las variedades Chardonnay, Syrah y Garnacha son las protagonistas de la gama de vinos Chivite Legardeta, tres referencias que han nacido en una de las zonas más septentrionales  de la Península ibérica para el cultivo de la vid, la Finca Legardeta. En este terroir, ubicado a 45 km de Pamplona es donde nacen estos tres singulares vinos, que se han adaptado perfectamente a este enclave gracias a su clima y tipo de suelos.

Sale al mercado la nueva añada de Chivite Legardeta Chardonnay 2020, y muestra la influencia del clima atlántico-continental, en cuanto a temperaturas y régimen de pluviometrías, que se da en Finca Legardeta ya que permite que la Chardonnay madure a su ritmo, lenta y suavemente manteniendo buenos niveles de acidez, pH y potencial aromático, mostrando finalmente frescura y expresividad. El suelo contiene importantes cantidades de arcillas y limos, reservorio de agua que ayudan a que la planta tenga un régimen hídrico adecuado y a madurar de forma gradual, sin deshidratarse ni mostrar aumentos exagerados de grado. Habitualmente los suelos arcillo calcáreos están relacionados con la obtención de vinos finos elegantes e intensos. El viñedo presenta una elevada densidad de plantación, de más de 6.000 plantas/ha, que provoca una competencia entre las plantas que redunda, en una alta calidad de uva. Por eso este Chivite Legardeta Chardonnay 2020, un vino joven, parcialmente fermentado en barricas de roble francés es un vino que sorprende y tan especial.

En cata muestra un color amarillo verdoso, brillante. Su aroma es fresco e intenso. Hay predominio del carácter frutal (fruta de hueso y tropical) con recuerdos florales y madera fina. En boca es sabroso, intenso, con muy buena acidez. Final largo que termina en elegante amargor.

Deja tuComentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.