Logo Loading

La Comunidad Valenciana supera a la media nacional en alcance poblacional, densidad comercial y modernización de la red de distribución de alimentación. Según un estudio presentado por ASUCOVA y ASEDAS.

ASUCOVA, Asociación de Supermercados de la Comunidad de Valencia, y ASEDAS, Asociación Española de Distribuidores, Autoservicios y Supermercados, han presentado el 28 de septiembre el Informe del Supermercado de Proximidad en la Comunidad Valenciana, elaborado por Retail Data. En el acto de presentación ha estado presente María Isabel Sáez Martínez, directora general de Comercio, Consumo y Artesanía de la Generalitat Valenciana, quien ha mostrado su compromiso de ayuda al sector del comercio, en general, y de la distribución alimentaria, en concreto: “es la hora de que la colaboración público-privada, para que sea de verdad colaboración en beneficio de todos. Queremos que las ciudades estén llenas de vida y el comercio es la mejor manera para conseguirlo. Vamos a revisar las nuevas leyes que se crearon, la fiscalidad, las medidas medioambientales, la burocracia…, todas esas cosas que restan competitividad y os hacen trabajar más para conseguir menos”.

Nuevas aperturas, mayor sala media y apuesta por la renovación

En el marco de un universo de comercio minorita de alimentación que suma más de 14.000 establecimientos en la Comunidad Valenciana, la llamada distribución organizada -hipermercado, supermercado y autoservicio- cuenta con casi 2.300 tiendas, configurando así un modelo de comercio equilibrado, variado y sostenible.

El informe presentado –que se centra en la evolución de la distribución organizada- contabiliza más de 330 nuevas tiendas en el periodo comprendido entre los años 2020-2022 y primer semestre de 2023, con un ritmo de aperturas muy estable a lo largo de estos años. La proyección en función de los datos del primer semestre de 2023, con 36 aperturas, podría indicar que el año cerrará algo por debajo en cuanto a inauguraciones de tiendas –aunque el segundo semestre suele ser positivo en este sentido-; por su parte, la superficie media por apertura este año se eleva por encima de los 780 metros cuadrados.

La superficie comercial experimenta crecimientos ligeros, pero continuados -2,83 en 2021; 0,86 en 2022; y 0,50% en 2023-; en la actualidad, el total de sala de venta dedicada a alimentación en la Comunidad Valenciana asciende a 1.800 miles de metros cuadrados. Desde 2020, la superficie comercial ha subido 72 metros cuadrados de media.

Además, es muy destacable la apuesta por la renovación de las tiendas. Desde 2020 hasta mediados de 2023, el 29,2 por ciento de la red comercial valenciana ha sido modernizada, ya sea gracias a las nuevas aperturas o reformas de tiendas existentes. Si extendemos el análisis a los últimos 5 años el porcentaje de renovación de la red sube al 50,3%, superando en 5 puntos la media nacional que se fijó en el 45,5% en el mismo periodo.

El supermercado y el autoservicio son los formatos que presentan incrementos continuados en los últimos años bien en unidades o superficie, con un número de tiendas que suman 2.231 unidades en el primer semestre de 2023 de un total de 2.283 establecimientos.

En este sentido, se observa una gran diversidad de las fórmulas comerciales que aportan competencia y capacidad de elección al consumidor, con los formatos de proximidad y conveniencia destacando en número de tiendas (35,9%). La mayoría de la superficie (82,3%) corresponde a formatos de surtido profundo o precios constantes, sin olvidar la aportación de otros formatos como el cash familiar.

Capilaridad territorial y poblacional

Existe presencia directa de establecimientos de distribución alimentaria organizada en 323 municipios de la Comunidad Valenciana, donde reside el 97,6 por ciento de la población, superando en un punto porcentual a la media nacional, que es del 96,7 por ciento. La densidad comercial está también por encima de la media, con 354,0 metros cuadrados por cada 1.000 habitantes y con una tienda por cada 2.233 habitantes. El número de aperturas se ha mantenido en todos los casos, aunque destacan en este punto las ciudades de hasta 25.000 habitantes y de más de 100.000, con un 38,6 y con un 29,7 por ciento de las nuevas tiendas, respectivamente.

La presencia de la distribución alimentaria en los municipios de la Comunidad Valenciana es muy equilibrada, con un servicio que mayoritariamente aportan los socios de ASEDAS y de ASUCOVA. Pedro Reig, director general de ASUCOVA, comentó: “los datos que hemos presentado hoy indican que la distribución alimentaria es uno de los motores económicos de la Comunidad Valenciana, no solo por su dinamismo en lo referente a la inversión y al empleo -como muestran las aperturas y las reformas-, sino también por su alta capilaridad, que alcanza el 97,6 % de la población con al menos un supermercado en su propio municipio. La Comunidad Valencia supera la media nacional en estos indicadores tan importantes para la cohesión social de nuestra comunidad”.

Por último, Ignacio García Magarzo, director general de ASEDAS, destacó: “el sector de la distribución alimentaria de proximidad cada día asume una gran responsabilidad en todo el sistema económico y también social, al asegurar el acceso a la alimentación muy cerca de las casas de los ciudadanos, vivan donde vivan. Lo que realmente significan las cifras que hemos visto hoy es empleo, medioambiente y desarrollo económico”.

Deja tuComentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *