Logo Loading

Con el fin de aliviar la carga económica sobre los consumidores y fomentar el consumo de productos esenciales, el Gobierno ha anunciado que aprobará la rebaja del IVA del aceite de oliva al 0% a partir del 1 de julio. La decisión será formalizada en el Consejo de ministros del próximo martes, según fuentes del Ministerio de Hacienda.

Esta medida supone una intensificación de la rebaja previa, que había reducido el IVA del aceite de oliva del 10% al 5% en 2023. Con esta nueva política, el aceite de oliva se incluirá de manera permanente en el grupo de bienes de primera necesidad que aplican el tipo superreducido de IVA, uniéndose a productos como el pan, los huevos, las verduras y las frutas, que disfrutan de un IVA del 0% en condiciones normales.

Esta acción tiene como objetivo principal proteger e incentivar el consumo del aceite de oliva, un producto cuyo precio se ha incrementado considerablemente debido a factores como la sequía. Según datos del Instituto Nacional de Estadística (INE), el precio del aceite de oliva era en mayo un 62,8% más caro que un año antes y ha acumulado un aumento del 198,5% desde enero de 2021.

Evolución de los precios y medidas adicionales

En términos mensuales, el precio del aceite de oliva ha experimentado una reducción del 2,1% en mayo respecto al mes anterior, marcando su primer descenso mensual desde enero de 2023. A pesar de esta ligera bajada, el Gobierno ha decidido que es necesario seguir apoyando a los consumidores mediante la eliminación total del IVA en este producto esencial.

Además de esta medida, el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha anunciado, según informa Europa Press, la prórroga de la rebaja del IVA para otros alimentos esenciales, cuyo plazo finalizaba el 30 de junio. Esta decisión contrasta con las previsiones macroeconómicas y fiscales presentadas a Bruselas en abril, que contemplaban la reversión de la rebaja del IVA a partir de finales de junio.

Contexto económico y futuras implicaciones

El contexto económico sigue mostrando un aumento en el precio de los alimentos y bebidas no alcohólicas, aunque a un ritmo más moderado en mayo, con un avance interanual del 4,4%, tres décimas menos que en abril. Este descenso se debe principalmente a menores incrementos en los precios de frutas y carnes, así como a la reducción en los precios de aceites y grasas.

El Gobierno espera que esta nueva rebaja del IVA al aceite de oliva no solo alivie la presión económica sobre los consumidores, sino que también incentive el consumo de productos nacionales en un momento crítico para el sector agrícola español.

Con esta decisión, el aceite de oliva se integra de manera estructural en la lista de productos con IVA superreducido, asegurando su accesibilidad para todos los consumidores y apoyando a un sector clave de la economía española.

 

Deja tuComentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *