Logo Loading

El ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, en declaraciones tras el Consejo de Ministros de Agricultura de la UE, manifestó que España siempre ha defendido una mayor ambición medioambiental para la PAC, pero para ello es necesario contar con recursos presupuestarios suficientes, tiempo y flexibilidad.

Luis Planas asistió el pasado 8 de junio al Consejo Informal de Ministros de Agricultura y Pesca de la Unión Europea, en el que se debatió sobre las estrategias del nuevo Pacto Verde Europeo y sobre el futuro Marco Financiero Plurianual (MFP) para el periodo 2021-2027.

En el encuentro, Planas ha subrayado que España siempre ha defendido una mayor ambición medioambiental para la Política Agraria Común (PAC), por lo que comparte los objetivos de las estrategias de “De la granja a la mesa” y de “Biodiversidad”. El ministro ha pedido a la Comisión Europea (CE) estudios de impacto para asegurar que las metas que se marcan son alcanzables.

Ha remarcado el principio de transición justa para que agricultores y ganaderos perciban el cambio como una oportunidad y no como una traba. Para ello es necesario contar con recursos presupuestarios suficientes, tiempo y flexibilidad.

Ambas estrategias requerirán inversiones y cambios productivos que requieren formación y aprendizaje, en un momento de incertidumbre y dificultades derivadas de la crisis actual. Las instituciones deben mostrarse cercanas a los productores, sobre todo a las pequeñas y medianas explotaciones, para dar respuestas y apoyos a los cambios que deben acometer. Los nuevos objetivos no deben suponer un freno a su competitividad, ha manifestado el ministro.

En relación con el MFP, Luis Planas ha valorado la nueva propuesta de presupuesto como una buena base para la negociación y ha mostrado su confianza en que sea posible llegar pronto a un acuerdo en el próximo Consejo Europeo. Planas ha señalado que todavía hay margen de mejora en determinados aspectos, sobre todo en el reequilibrio de los importes del primer pilar de la PAC (ayudas directas).

El ministro ha confiado en que, una vez que se alcance un acuerdo sobre el presupuesto comunitario, se puedan finalizar los debates sobre la reforma de la nueva PAC que, ha asegurado, contiene los instrumentos para que las explotaciones agrícolas puedan afrontar la transición hacia un sistema alimentario con mayores exigencias ambientales, al tiempo que mantienen la rentabilidad de las explotaciones agrícolas.

Ha trasladado a la Comisión la necesidad de adoptar medidas de apoyo adicionales a los sectores más afectados por la crisis de la COVID-19 y por los aranceles a la exportación de los Estados Unidos. En este contexto, el ministro ha solicitado a la Comisión la aplicación de medidas específicas dirigidas al sector del aceite de oliva.

Deja tuComentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.