Logo Loading

El cuarto control de la maduración de la uva realizado por el Consejo Regulador de la D.O.Ca. Rioja el pasado lunes día 13 de septiembre aprecia buena sanidad en la uva recogida. Tanto por el volumen de uva recogido, como por los parámetros analíticos detectados, siguen teniendo una vendimia una semana atrasada sobre las fechas de la pasada cosecha.

En cuanto a la evolución del peso de la baya, es preciso considerar las dos semanas últimas para comprobar el efecto de las lluvias, “demostrando que ha sido muy irregular dependiendo de variedades y zonas, manteniéndose estable en muchos casos”, afirman desde el Órgano de Control del Consejo Regulador.

Las lluvias han mejorado el estado vegetativo del viñedo sin, por el momento, provocar afecciones sanitarias. Durante la última semana, se ha seguido vendimiando las variedades blancas y se ha iniciado la vendimia de tintas en el extremo de Rioja Oriental, tras el parón por las lluvias del 1 al 5 de septiembre.

Deja tuComentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.