Logo Loading

Según un informe realizado por el Observatorio Español del Mercado del Vino (OeMv) con la colaboración de la OIVE, España fue el país que registró un mayor aumento en las exportaciones de vino en volumen en el primer trimestre de 2021, en tanto que Francia lideró el incremento de facturación, con más de 86 millones de litros y de 178 millones de euros respectivamente. Portugal también obtuvo buenos resultados. Por el contrario, Italia, Australia y Nueva Zelanda registran fuerte caídas. Como consecuencia, España superó a Italia como primer proveedor mundial de vino en el interanual (12 meses) a marzo.

Cabe también reseñar la fuerte subida de España en la modalidad bag-in-box, pasando del quinto al primer lugar mundial, con un aumento del 48% en el primer trimestre. No es la única buena cifra, en vino tranquilo envasado, el más comercializado a escala mundial, nuestro país creció un 15%, más que sus competidores directos. También crece notablemente la exportación de vino a granel, si bien a precios más bajos, en cambio los espumosos disminuyen pero se encarecen.

El informe asegura que “la exportación mundial de vino creció un ligero 0,3% en volumen en el interanual (periodo de 12 meses) a marzo de 2021, hasta los 10.337 millones de litros (+34 millones). Sin embargo, la facturación cayó un 4,9% hasta los 29.907 millones de euros (-1.550 millones), acusando aún los pésimos datos de 2020, año complicado por la pandemia de COVID-19 y otras trabas comerciales como los “Aranceles Trump”, el Brexit, la nueva Ley del Vino en Rusia que restringe la importación de graneles o la caída del consumo en China. El precio medio bajó un 5,2% (de 3,05 a 2,89 euros por litro), ya que, en épocas de crisis, son los vinos con mayor valor los que peor se comportan”. Y después añade “los datos del mes de marzo de 2021 fueron extraordinarios, sobre todo por comparar con un marzo de 2020 de fuertes restricciones comerciales por la irrupción de la pandemia. Por tanto, se atisba una recuperación del comercio mundial de vino para los próximos meses”.

Sobre el comportamiento del mercado mundial por tipos de vino, se puede resumir en más granel y bag-in-box pero menos envasado y espumoso. De acuerdo con el informe, “el vino en formato bag-in-box es el que más crece en el interanual a marzo de 2021 tanto en volumen (+10,3%) como en valor (+9,2%), hasta los 423 millones de litros (+39,7 millones) y los 672 millones de euros (+56,6 millones). El granel fue el otro vino que creció, hasta alcanzar los 34,45 millones de hectolitros (+1,4%) y los 2.565 millones de euros (+3,1%). Registró los mayores aumentos absolutos tanto en volumen (+47 millones de litros) como en valor (+78,3 millones de euros), si bien el BIB registró las mayores subidas relativas. En el polo más negativo, las exportaciones de vino espumoso cayeron un 5,7% en volumen y un 14,8% en valor, hasta los 870 millones de litros (-52,3 millones) y los 5.536,6 millones de euros (-965 millones). Por último, la caída de las exportaciones de vino tranquilo envasado fue de solo el 0,1% en volumen y del 3,3% en valor –mucho menor que la sufrida a cierre de 2020–, hasta los 5.505 millones de litros (-3,7 millones) y los 21.012 millones de euros (-725 millones). Un fantástico mes de marzo de 2021 suavizó su caída interanual”.

Deja tuComentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.