Logo Loading

Alberto Núñez Feijóo destaca la importancia de mantener un elevado estándar de calidad en la producción agroalimentaria gallega. La nueva ley reforzará el control para luchar contra las prácticas desleales, y revisará el catálogo de infracciones y el procedimiento sancionador. Se prevé que esté aprobada en 2022.

El presidente del Gobierno gallego, Alberto Núñez Feijóo, avanzó el pasado 7 de mayo la apuesta de la Comunidad por la competitividad de sus productos, con una nueva Ley de calidad alimentaria que impulsará las denominaciónes de origen y las indicaciones geográficas protegidas, así como otras figuras como el sello de artesanía alimentaria.

Bajo el objetivo de que el nuevo texto esté aprobado el próximo año, Feijóo subrayó que con esta iniciativa se reforzará también el control para luchar contra las prácticas desleales, tanto en la producción como en la comercialización; además de la actualización del catálogo de infracciones y del procedimiento sancionador, adecuándolo a la realidad actual y teniendo en cuenta el cada vez mayor volumen de ventas que se realizan a través de internet.

Asimismo, la normativa facilitará la adaptación al Pacto Verde Europeo y los Objetivos de desarrollo sostenible, que promueve la orientación del sistema alimentario hacia la sostenibilidad, la innovación y la transición justa.

Por otra parte, la nueva Ley perseguirá un mayor control sobre las entidades privadas de certificación alimentaria, que deberán realizar una declaración responsable cuando ejerzan actividades relacionadas con la verificación del cumplimiento de esquemas de certificación públicos (como la producción integrada, el etiquetado facultativo de carne de aves, las especialidades tradicionales garantizadas, etc.); e introducirá criterios para que en las compras públicas se apueste por productos frescos, de temporada, ecológicos, de cercanías y de calidad diferenciada.

“En definitiva, estamos hablando de una ley para una nueva realidad alimentaria, que ponga en valor toda la cadena de la agroindustria gallega, para priorizar los productos frescos y de cercanías de Galicia” dijo, incidiendo en el objetivo de acercar a los consumidores todas las garantías de que el producto que se ofrece ha pasado rigurosos controles de calidad y ha estado sometido a un especial cuidado en el proceso de producción y comercialización.

El nuevo texto legislativo actualizará la Ley de promoción y defensa de la calidad alimentaria gallega de 2005, dando respuesta a los cambios experimentados en la producción y comercialización alimentaria, a la incorporación de las nuevas tecnologías y de diferentes formas de comercialización.

Deja tuComentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.