Logo Loading

La Xunta incrementa en casi un 17% la dotación de las ayudas para el fomento de la contratación de seguros agrarios, pasando de los seis millones de euros destinados en la convocatoria de 2021 a los siete millones en el presente año. El Diario Oficial de Galicia (DOG) publicó el 13 de enero la correspondiente orden de la Consellería de Medio Rural por la que se establecen las bases reguladoras de estas aportaciones y se convocan para el año 2022.

La Xunta concederá estas ayudas de forma directa a los agricultores y podrán ser beneficiarios los asegurados que sean titulares de explotaciones agrarias gallegas, siempre que suscriban pólizas de seguros de líneas agrícolas del Plan 2022 y de líneas ganaderas de los planes 2021 y 2022, formalizadas este año. También podrán recibir estas subvenciones los titulares de explotaciones de acuicultura continental. Se contemplan, asimismo, los seguros de retirada y destrucción de animales muertos en las explotaciones.

Sobre el plazo de presentación de solicitudes, en los diferentes anexos de la orden se establecen las fechas de inicio de suscripción de pólizas de seguros correspondientes a las distintas líneas que componen el Plan de seguros agrarios. Las fechas abarcan desde el 1 de enero hasta el 15 de noviembre, según la línea a fe que de la que se trate, así como del tipo de producción asegurable.

Solicitud de ayuda

La formalización de la correspondiente póliza o contrato a fe que por la persona asegurada se considerará solicitud de ayuda, siempre que se realice dentro de los períodos de suscripción estipulados por la normativa del plan anual vigente establecido por el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación. La contratación de la póliza constituye una declaración del asegurado de que reúne los requisitos exigidos en las normas reguladoras sobre subvenciones y ayudas públicas.

Con la aprobación de estas ayudas -y con el incremento de su dotación para 2022-, la Administración autonómica consolida el seguro agrario como herramienta eficaz y fiable delante de los riesgos naturales en el sector, permitiendo a los agricultores y ganaderos la obtención de rentas dignas en caso de siniestros y aportando estabilidad a la gestión de sus explotaciones.

Deja tuComentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.