Logo Loading

En la presentación de su libro ‘Never Normal. La normalidad es la anomalía’, publicado por AECOC, el profesor de IESE prevé que los efectos de la inflación serán “muy serios” a partir de la segunda parte del año.

Nueno considera que los problemas de abastecimiento en ciertos productos de los últimos dos años han evidenciado que “las cadenas de suministro largas tienen un gran problema de vulnerabilidad” y considera que las empresas “no tendrán más remedio que relocalizar” sus producciones.

El profesor de IESE, José Luis Nueno, considera que el contexto internacional es el principal freno a la recuperación económica postpandemia, por delante del efecto de las diferentes variantes del COVID-19. “La geopolítica ha demostrado ser el riesgo más importante para la recuperación, por delante de la aparición del Delta y el Omicrón”, explicó Nueno en la presentación de su libro ‘Never Normal. La normalidad es anomalía’, publicado por AECOC.

De hecho, el profesor recordó que la recuperación ha sido “constante y regular” desde abril de 2020 a pesar de las diferentes variantes del virus que han aparecido, y que esta inercia positiva tan solo se ha detenido por el impacto de la inflación y de los efectos de las tensiones en la cadena de suministro global, ahora amenazados por el conflicto bélico en Ucrania.

En este sentido, Nueno pronosticó que la situación inflacionista irá a más a lo largo del año. “Hasta hace tres meses el consumidor no había notado los efectos de la inflación, excepto en el caso de la energía, pero muy probablemente estos efectos irán a más y serán muy serios a finales de año”.

El autor se refirió a los retos que supone este contexto para las empresas. “La inflación es transferible cuando es del 2% y se pueden limitar sus efectos sobre los consumidores, pero no sabemos cómo se transfiere cuando se llega al 30%”.

Nueno destacó que “la geopolítica y el actual contexto internacional están claramente marcados por Rusia” y avanzó que la evolución de la situación estará condicionada por el papel que quiera jugar China en los próximos meses.

Una nueva normalidad

Durante la presentación, el profesor de IESE resumió la tesis de su nuevo libro, que expone los principales cambios que se han producido en los dos últimos años y que marcarán el futuro de las empresas y del consumo.

Uno de estos cambios viene marcado por las  tensiones en la cadena de suministro global que se han producido desde la reactivación del consumo, tras el parón producido por la pandemia. Nueno cree que la crisis sanitaria ha mostrado “el gran problema de vulnerabilidad que tienen las actuales cadenas de suministro largas”, y avanzó que las empresas “no tendrán más remedio que relocalizar sus producciones para garantizar el aprovisionamiento.

El profesor del IESE también se refirió a la digitalización del consumo que se ha producido en estos dos años. “Antes del COVID, la penetración del e-commerce crecía a un ritmo del 3% anual, y durante la pandemia algunos sectores llegaron a picos de crecimiento del 30%”. Aun con estos datos, el autor cree que la clave para las empresas está en la apuesta por la omnicanalidad. “Quien crea que la gente solo va a comprar en online se equivoca”.

En este sentido, apuntó a la necesidad de “bajar los costes publicitarios y logísticos vinculados al e-commerce” para lograr que las ventas online sean rentables.

En la presentación, el director general de AECOC, José María Bonmatí, destacó que investigaciones como las del profesor Nueno “nos sacan del día a día para hacernos ver las tendencias que van a perdurar y los cambios que van a transformar nuestros sectores”.

Deja tuComentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.