Logo Loading

La Axencia Galega de Desenvolvemento Rural, dependiente de la Consellería de Medio Rural, aumentará el año próximo un 21% su presupuesto con respecto a este 2022, consiguiendo una cifra global de 57,1 millones de euros que se destinarán en buena parte a continuar aplicando la Ley de recuperación de tierra agraria.

Así lo señaló la directora general de la Axencia, Inés Santé, que compareció en el Parlamento para dar detalles sobre un presupuesto que -según dijo- corrobora que las cuentas de este ente se incrementaron en un 40% nos últimos dos años.

En su intervención, la directora general apuntó que el presupuesto de 2023 de la Axencia Galega de Desenvolvemento Rural contiene tanta inversión directa para la aplicación de los instrumentos de ordenación, movilización y recuperación de tierras, como nuevas líneas de ayuda para actuaciones vinculadas a estos instrumentos. Con todo, hay más puntos destacables, segundo relató, como los relativos a la planificación y dinamización del rural y los del programa Leader.

Recuperación

En este epígrafe, Inés Santé afirmó que se consignaron 5,9 millones de euros para el desarrollo de instrumentos de recuperación de la tierra agraria, un 11% más que en 2022. Ese dinero se distribuye en 4,4 millones para la elaboración de proyectos y realización de obras de polígonos agroforestales y aldeas modelo y 1,5 millones para la recuperación de la tierra agraria en las zonas afectadas este año por grandes incendios.

A estos fondos hay que sumar otro millón de euros para el desarrollo de los procedimientos e instrumentos de la Ley de recuperación, en concreto, para mejorar el funcionamiento del Banco de terras y para implementar herramientas informáticas que faciliten la aplicación de las figuras de puesta en valor, así como la participación de la ciudadanía al respeto. En esa línea, en colaboración con la Axencia para a Modernización Tecnolóxica de Galicia se está trabajando en una completa aplicación para la gestión de aldeas modelo, polígonos agroforestales y agrupaciones de gestión conjunta, así como de los procedimientos de investigación de la titularidad y de declaración de abandono.

Como novedad, la directora general afirmó que en 2023 se desarrollarán actuaciones en la parte edificada de distintas aldeas modelo, con casi 1 millón de euros para la elaboración de cuatro proyectos piloto de Planes de dinamización de los núcleos rurales de las aldeas de Muimenta (Carballeda de Avia), Penedo (Boborás), Osmo (Cenlle) y Trascastro (O Incio) y otros cerca de 1,2 millones para una línea de ayudas que promueva la elaboración de estos planes en otras aldeas.

Asimismo, en 2023 se creará un nuevo proyecto contable para la iniciativa de compra pública de innovación Aldeas inteligentes con el objetivo de licitar tres contratos -con un presupuesto plurianual de 5 millones de euros- con motivo de desarrollar sistemas de ayuda a la decisión para las actividades agrarias desarrolladas en las aldeas modelo, una plataforma para asegurar la trazabilidad de las producciones agropecuarias y de los subproductos y residuos de las aldeas con el fin de fomentar la economía circular y comunidades energéticas locales basadas en energías renovables.

Para seguir avanzando en la implementación de aldeas modelo, y también de polígonos agroforestales, se convocarán también más de 2 millones de euros en aportaciones para servicios básicos locales en las zonas donde se impulsen estas figuras, el doble de este año. A mayores, se prevé finalizar la elaboración del Mapa de usos agroforestales de Galicia, para el cual se cuenta con 234.000 euros; y se seguirá trabajando en la ordenación de usos, con un presupuesto de casi 600.000 euros para la elaboración de catálogos de suelos agropecuarios y forestales y para la elaboración de planes integrales, como el ya anunciado Plan estratégico de actuación integral del área suroriental de la provincia de Ourense -el Plan Monterrei-.

Dinamización del rural

En lo referido a la planificación y dinamización del territorio rural gallego, Inés Santé se refirió a los casi 19,7 millones de euros que financiarán el año que viene el Plan de mejora de caminos municipales -un 80% más que en este 2022-, sumando un total desde 2016 de 104 millones para este fin, permitiendo arreglar más de 4.800 caminos de más de 3.800 km.

Al mismo tiempo, nombró los cerca de 3,9 millones dirigidos a la creación y a la modernización y/o ampliación de actividades no agrícolas, un presupuesto un 29% superior al de este año destinado a reforzar el tejido empresarial en el ámbito rural. Dentro de esta línea de ayudas, se incluirá -según dijo- una submedida para el apoyo a actividades empresariales no agrícolas vinculadas a los instrumentos de recuperación de la tierra agraria, buscando así la sinergia entre el ámbito primario y otros sectores de actividad.

Programa Leader

Por último, en el campo de la cooperación, la directora general de la Axencia Galega de Desenvolvemento Rural aseveró que el programa Leader contará con un presupuesto de 16,4 millones de euros el año próximo, dentro de los que destacan los 10,7 millones de euros para la implementación de actuaciones de los grupos de desarrollo rural (GDR) en todo el territorio gallego. Mientras, 4,67 millones -un 25% más que en este ejercicio- serán para garantizar la continuidad de estos grupos como asesores y dinamizadores del territorio, atendiendo a sus gastos de funcionamiento y animación.

En su comparecencia, Inés Santé también destacó que la Xunta garantizará que los 24 GDR gallegos puedan continuar con sus nuevas estrategias de actuación, una vez fueron seleccionados como entidades colaboradoras de la medida Leader de Galicia en el período 2023-2027. Lo harán, en concreto, gracias a una partida de 236.000 euros. Asimismo, otros 776.000 euros irán dirigidos a fomentar la cooperación de los grupos de desarrollo rural de la comunidad con otros de ámbito nacional o internacional, así como con entidades privadas.

 

Deja tuComentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.