Logo Loading

Las OPAs reclaman una reunión de urgencia con el ministro de Agricultura para arbitrar medidas que palíen la grave crisis de rentabilidad que afecta al sector. Los precios en origen no permiten hacer frente a las desorbitadas subidas de electricidad, gasóleo, piensos, abonos, semillas y otros factores de producción.

Las organizaciones agrarias ASAJA, COAG y UPA se han dirigido al ministro de Agricultura, Luis Planas, para pedir una reunión urgente donde abordar un plan de choque que frene la crítica situación que atraviesan las explotaciones agrarias. Nos encontramos ante la campaña más cara de la historia en lo que a costes de producción se refiere, sin que los agricultores y ganaderos puedan repercutir esas tremendas subidas en el precio final al que venden sus producciones.

En las últimas semanas productos básicos en la cesta de la compra como son el pan, la leche, los huevos o el aceite de oliva ya han incrementado sus precios en los lineales de supermercados y grandes superficies y el consumidor pagará más caros estos productos, sin que los productores de los mismos puedan ver repercutidas estas subidas en sus cuentas de explotación.

Sin duda, las subidas más espectaculares son las que afectan al gasóleo que usan todos los productores para mover sus tractores (+73%) y a la energía eléctrica (+270%). Por último, debemos también computar la subida del SMI que, en los últimos tres años, ha sido del 29,7%, a lo que debemos sumar la subida de las cotizaciones a la Seguridad Social.

Con esta situación de brutal subida generalizada de los costes de producción y sin que los agricultores y ganaderos puedan repercutir las alzas en el precio de venta de sus productos, el sector primario se encuentra en una situación seriamente comprometida, y si las explotaciones se ven abocadas al cierre el suministro de alimentos básicos podría no estar garantizado.

En este escenario, ASAJA, COAG y UPA consideran urgente que tanto el ministro Planas, como el Gobierno en su conjunto, tomen conciencia del grave problema que qué está sufriendo el eslabón más débil de la cadena alimentaria – agricultores y ganaderos- y se arbitre un Plan de Choque urgente que aporte soluciones y garantice el buen funcionamiento del sector agroalimentario, algo que no solo redundará en beneficio de los agricultores y ganaderos sino también de todos los consumidores.

Deja tuComentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.