Logo Loading

La consellera de Agricultura, Desarrollo rural, Emergencia Climática y Transición Ecológica, Mireia Mollà, ha anunciado que su conselleria está dando los primeros pasos para la creación de una agencia autonómica de control alimentario que servirá tanto para aportar mayor transparencia a los mercados agrarios, como para combatir prácticas comerciales abusivas como las denominadas ventas “a pérdidas” y “a resultas”.

Así se lo trasladó Mollà a los principales dirigentes del sector valenciano durante la reunión que ha mantenido, junto a la dirección del departamento agrario de la Generalitat, para analizar la evolución y coyuntura de los distintos cultivos.

La puesta en marcha de una entidad autonómica de estas características se inscribe en el marco de la reciente reforma de la Ley de la Cadena Alimentaria, donde se incrementa el catálogo de acciones comerciales desleales y se incluyen nuevas infracciones a fin de aumentar la protección del eslabón más débil de la misma, es decir, los agricultores.

“Ya tenemos muy avanzado el proyecto que va a servirnos como punto de partida para crear esa agencia valenciana de control -ha explicado Mollà- que está llamada a convertirse en un instrumento capaz de aportar transparencia a la formación de los precios y, sobre todo, de evitar, mediante el establecimiento de un régimen sancionador para posibles infractores, determinadas prácticas abusivas que se dan tanto en el campo como en los puntos de venta y en las que el gran perjudicado siempre es el agricultor”.

Las dos prácticas más habituales, frecuentemente denunciadas por las organizaciones agrarias, y que se pretende combatir a través de la nueva entidad son las llamadas venta “resultas” (sin un precio en el campo previamente pactado entre el comprador y el vendedor) y venta “a pérdidas” (cuando en el punto de venta se ofrece al público un producto alimentario a un precio inferior al pagado por su adquisición).

Deja tuComentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.