Logo Loading

OIVE y sus organizaciones reiteraron sus demandas de medidas extraordinarias urgentes, ya trasladadas al ministro recientemente, y solicitaron un presupuesto adicional para paliar los desequilibrios derivados de un año de crisis COVID19. En el encuentro, se acordaron diversas actuaciones por ambas partes y se emplazó para finales de marzo una nueva reunión de evaluación de resultados.

La Interprofesional del Vino de España (OIVE) junto a sus organizaciones miembro se reunieron el 2 de marzo con Fernando Miranda, secretario general de Agricultura y Alimentación del Ministerio de Agricultura, y con el director general de la Industria Alimentaria, José Miguel Herrero. El encuentro se convocó a petición de OIVE con el objetivo de buscar soluciones ante la grave situación que atraviesa el sector por la crisis COVID19, lo que hace necesario habilitar un presupuesto extraordinario para la puesta en marcha de medidas con carácter urgente.

A cinco meses del inicio de la nueva campaña, los efectos de la crisis sanitaria persisten y con ellos el impacto al sector vitivinícola, muy vinculado al canal HORECA. Las medidas extraordinarias que se tomaron en 2020, aunque ayudaron a paliar dichos desequilibrios, no fueron suficientes ya que en este año continúa la caída de las ventas de vino y, por tanto, el incremento de los stocks en bodegas. Precisamente para poder retomar con fuerza la actividad comercial y productiva, en la reunión se señaló que el sector no puede permitirse renunciar a las medidas de apoyo incluidas en el PASVE que buscan la mejora de la competitividad y contribuyen al estímulo de la demanda, tan necesario en estos momentos. Por ese motivo, se hace absolutamente necesaria la dotación de nuevos fondos para poder poner en marcha nuevamente las medidas extraordinarias aprobadas por la Comisión que permitan una mejora de la situación del mercado.

Desde la Secretaría General se informó al sector de que las demandas del sector vitivinícola español ya han sido trasladadas por el ministro al comisario europeo y se ha solicitado que este punto sea tratado en el próximo Consejo de Ministros de la UE del 22 de marzo. Igualmente, también se van a buscar alianzas con los principales países productores europeos para que dichas demandas tengan mayor efectividad en Bruselas. Las organizaciones, por su parte, acordaron trabajar con sus homólogas europeas con el objeto de que promuevan peticiones en la misma línea.

Igualmente, el MAPA prometió retomar los trabajos de impulso de la norma de comercialización del vino que OIVE solicitó hace cerca de dos años para que esté disponible de cara a la próxima campaña. Durante el encuentro, también se analizaron otras medidas de posible aplicación que dependerán del presupuesto disponible finalmente.

Sector y ministerio coincidieron en la necesidad de trabajar unidos en estos momentos de crisis sin precedentes y se emplazaron a una nueva reunión a finales de este mes de marzo para valorar los avances al respecto y seguir diseñando las medidas necesarias.

 

Deja tuComentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *