Logo Loading

El ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas, se ha reunido el pasado 2 de septiembre con su equipo directivo para fijar las prioridades del ministerio en los próximos meses y que formarán las líneas estratégicas de actuación: la Política Agraria Común (PAC) y la modificación de la ley de la cadena alimentaria.

En la reunión, con el subsecretario, el secretario general de Agricultura y Alimentación, la secretaria general de Pesca y los titulares de las respectivas direcciones generales, el ministro ha señalado que la próxima PAC supone un cambio de paradigma respecto a lo que había hasta ahora.

La orientación medioambiental, en un contexto de cambio climático y de cumplimiento de los objetivos de desarrollo de la Agenda 2030, más las estrategias “De la granja a la mesa” y de “Biodiversidad”, enmarcados en el Pacto Verde, así lo exigen. No obstante, ha remarcado que tiene que haber un necesario equilibrio entre las exigencias medioambientales y la rentabilidad de las explotaciones y asegurar un medio de vida digno a agricultores y ganaderos.

Ha destacado que trabajará también, desde un punto de vista social, para que la agricultura y la ganadería puedan convertirse en un nicho de empleo para jóvenes y mujeres. En este punto, la digitalización, ya desde propuestas de acción prácticas, jugará un papel importante para hacer más atractiva la incorporación a la actividad agraria.

La modificación de la ley de la cadena comenzará este otoño la segunda fase, con su entrada en Cortes Generales como anteproyecto de ley, para iniciar la trasposición de la Directiva de prácticas comerciales desleales.

La definición de las líneas de acción sectorial de los fondos de recuperación para afrontar los problemas de la crisis de la COVID-19, con una cifra global en la UE de 750.000 millones de euros, de los que 140.000 millones se destinarán a España, será otra prioridad.

Deja tuComentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.