Logo Loading

Las estimaciones sitúan la campaña del aceite de oliva en torno a 1,3 millones de toneladas y 570.000 toneladas para la aceituna de mesa, cifra que indica estabilidad en la producción y el mercado del aceite de oliva en la campaña 2021/2022, en línea con la media de las últimas cuatro campañas y ligeramente por debajo de la campaña pasada.

Estas previsiones, confeccionadas a partir de los aforos comunicados por las comunidades autónomas y de los datos del propio sector, se han constatado el 28 de octubre en la Mesa Sectorial del Aceite de Oliva y Aceituna de Mesa, que ha reunido a representantes del sector y del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (MAPA) para analizar el cierre de la campaña anterior y las perspectivas de la actual 2021/2022.

La producción de aceite experimentará un ligero descenso en todas las comunidades autónomas, excepto en Extremadura, donde se podría llegar a obtener una cosecha récord. En el caso de la aceituna de mesa, que se encuentra en el ecuador de la recolección, la previsión de 570.000 toneladas implicaría un incremento del 5,7% respecto de la media de las últimas 4 campañas y un 4,3% respecto de la campaña pasada.

Asimismo, se han estudiado las previsiones de balance para el conjunto de la campaña, que supondrían un nivel de recursos suficiente para atender la demanda de aceite de oliva del mercado nacional y las exportaciones, que no hacen prever grandes cambios en las cotizaciones.

Estos datos ponen de manifiesto que no será necesario activar el mecanismo de retirada de aceite de oliva (Artículo 167 bis del Reglamento comunitario), ya que no existen indicadores de posibles riesgos de desequilibrio en el mercado nacional.

De hecho, la escasez de precipitaciones en los últimos meses y la posibilidad de que esta situación influya a la baja en las previsiones de producción refuerza aún más la idea de no recurrir al mecanismo de retirada que contemplan las normas de comercialización del aceite. Esta medida forma parte del decálogo que presentó el MAPA en junio del año pasado para reequilibrar la oferta y la demanda.

Asimismo, se han analizado los datos de cierre de la campaña oleícola 2020/2021 en la que, con un total de 1.634.900 toneladas, se han alcanzado niveles de comercialización similares a la anterior y próximos al récord de la campaña 2013/14. La suspensión de los aranceles de Estados Unidos sobre productos agroalimentarios españoles, el pasado mes de marzo, ha tenido una inmediata repercusión en las exportaciones de aceite y aceitunas españolas al país norteamericano.

Deja tuComentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.