Logo Loading

Con la modificación de la Directriz se protege el doble de territorio de la Comunidad Autónoma de La Rioja, hasta las 301.507 hectáreas, el 60% del total del territorio de la región, ha detallado la consejera de Agricultura en la reunión con el Grupo Operativo para la Protección del Paisaje y Viñedo de la D.O.Ca. Rioja.

La consejera de Agricultura, Ganadería, Mundo Rural, Territorio y Población, Eva Hita, y el consejero de Sostenibilidad y Transición Ecológica y Portavocía, Álex Dorado Nájera, se han reunido esta con el presidente del Consejo Regulador de la D.O.Ca. Rioja, Fernando Ezquerro, y con representantes del Grupo Operativo para la Protección del Paisaje y Viñedo de la DOCa. Rioja para explicar la propuesta del Gobierno de La Rioja de modificación de la Directriz de Protección de Suelo no Urbanizable de La Rioja. “Esta regulación debe estar alineada con el proyecto tractor de enorregión, enfocado al desarrollo e impulso del sector vitivinícola riojano dentro de nuestra Denominación de Origen de referencia, la D.O.Ca. Rioja, y es coherente con la propia idiosincrasia de nuestra Comunidad Autónoma”.

A la reunión también han asistido la directora general de Política Territorial, Urbanismo y Vivienda, Beatriz Arraiz, y la directora general de Desarrollo Rural y Reto Demográfico, Nuria Bazo.

La consejera de Agricultura ha informado al Grupo Operativo para la Protección del Paisaje y el Viñedo de que mediante la modificación de la Directriz de Protección de Suelo no Urbanizable se impulsa la ampliación de los espacios agrarios de interés, en los que están prohibidas las instalaciones industriales de energía. A estos efectos, serán también espacios agrarios de interés, adicionalmente a los establecidos actualmente en la Directriz, las parcelas pertenecientes a subunidades de paisaje -medida de superficie definida en el inventario de paisajes singulares y sobresalientes de La Rioja- que tengan al menos el 20% de sus parcelas plantadas de viñedo.

“Hemos hecho una reflexión del modelo de región que tenemos y el que queremos. Somos irrenunciablemente una región agraria que respeta el medio ambiente. Somos conscientes de que somos una región agraria con una dependencia importantísima en la economía de la agricultura, donde el viñedo forma parte de nuestra idiosincrasia. Somos una región eminentemente vitícola, donde tenemos una D.O.Ca. Rioja que es auténtico emblema y marca de referencia internacional. Y nuestra obligación y nuestra intención es protegerla. Este Gobierno no ha autorizado ningún parque monstruoso, sino que tramita las solicitudes recibidas”, ha apuntado Hita, en un proceso transparente, participativo y garantista.

“El proyecto de enorregión encamina a La Rioja a ser referente en investigación, innovación, transferencia de conocimiento y formación diferenciadas, así como a consolidar nuestro liderazgo enoturístico. Queremos ser también referentes en la protección de nuestro patrimonio de paisaje de viñedo”, ha destacado Hita.

“El paisaje de viñedo y la actividad vitivinícola son identidad de nuestra región, nuestra carta de presentación al mundo. El viñedo supone aproximadamente un tercio de la superficie agrícola de nuestro territorio. En nuestra apuesta por el desarrollo sostenido y sostenible de La Rioja la sostenibilidad social, económica y medioambiental deben ir de la mano. Proteger el paisaje de viñedo es proteger la vitivinicultura y al sector del vino, que constituye el 5,3% del VAB de la Comunidad Autónoma y representa el 21,2% de la actividad vitivinícola en el conjunto nacional”, ha subrayado la consejera de Agricultura.

La consejera de Agricultura ha recordado que “a fecha de publicación de la Directriz de Protección del Suelo No Urbanizable en mayo de 2019 ya estaban instalados 400 molinos de producción de energía eólica y una superficie de alrededor de 170 has que ocupan los proyectos de generación de energía fotovoltaica, que bien hubieran merecido una reflexión y una modificación de la regulación del suelo, a estos efectos, como la que este Gobierno, en este momento, está impulsando y no la que se publicó entonces por el anterior equipo de Gobierno”.

Protección de suelos de alto valor agrario

La modificación de la Directriz de Protección de Suelo No Urbanizable crea y protege también la nueva categoría de los suelos de alto valor agrario. Serán parcelas de alto valor agrario aquellas en las que se den alguna de estas características: las parcelas que estén incluidas en concentración parcelaria; las parcelas que sean clasificadas como regadío y las parcelas de secano de alta productividad, es decir, aquellas cuyo rendimiento por hectárea sea igual o superior a 3,7 toneladas por hectárea. En las parcelas definidas como de alto valor agrario, las instalaciones o construcciones industriales de producción de energía quedarán prohibidas, no así aquellos proyectos destinados al autoconsumo y, por ejemplo, aquellos proyectos, que contemplen los bombeos fotovoltaicos en una modernización de una Comunidad de Regantes. Ésta regulación será vinculante para el planeamiento municipal.

Con esta modificación de la Directriz de Protección de Suelo No Urbanizable se protegen 148.678 hectáreas adicionales, aproximadamente un 50% más del territorio de la Comunidad Autónoma de La Rioja respecto a la actual directriz, que suma 152.829 hectáreas de espacios protegidos. De este modo, se logra proteger 301.507 hectáreas del territorio de la Comunidad Autónoma de La Rioja, lo que supone aproximadamente el 60% del total del territorio de La Rioja, para equilibrar la protección del paisaje y los terrenos de producción con la implantación de infraestructuras industriales de producción de energía.

La superficie de Red Natura que excede los espacios protegidos por la Directriz supondría un 10 por ciento adicional (52.000 hectáreas), lo que sumaría una protección total del 70 por ciento del territorio de la región.

 

Deja tuComentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.