Logo Loading

Un total de 34 bodegas de la D.O.Ca. Priorat han comenzado la vendimia. A principios de septiembre se empezó con las variedades más tempranas y se espera que continúe hasta mediados de octubre. Se estima que la vendimia de este año sea más reducida debido al mildiu. Además, el Consejo Regulador ha llegado a un acuerdo con el Incavi para analizar dos variedades cariñena blanca y Monastrell.

La cosecha, haciendo una estimación orientativa, este año se verá reducida entre un 30% y un 40% de media, debido al mildiu. A pesar de que la afectación es muy irregular por villas y por viticultores.

Después de las lluvias del invierno y la primavera y del verano seco y soleado, las cepas han dispuesto, durante el ciclo vegetativo, de la reserva hídrica necesaria que ha permitido garantizar una buena calidad con azúcares y acidez.

La vendimia está previsto que se alargue hasta mediados del próximo mes de octubre. Dado que el descenso de producción hará que la recolección de las uvas finalice un poco antes de que las temporadas anteriores.

Estudio nuevas variedades

Por otra parte, desde el Consejo Regulador de la D.O.Ca. Priorat en colaboración con el Incavi ha iniciado el ensayo de las variedades: cariñena blanca y Monastrell, con el objetivo de ampliar el conocimiento técnico y científico, además de analizar el arraigo a la D.O.Q. Priorat.

El acuerdo, que ha sido aprobado en la última sesión plenaria del Consejo, permitirá que, durante tres años, realizar un estudio para determinar cuál es la adaptación agronómica de estas dos variedades, así como también su aceptación enológica.

Deja tuComentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.