Logo Loading

Un total de 630 vinos de Rioja han conseguido superar la barrera de los +90 puntos en la Guía Peñín 2022, 42 de ellos, por encima de los 95+ y 10 consiguen 97+ puntos, siendo la D.O. más representada en este rango de puntuación.

Un tinto Gran Reserva de Rioja alcanza la codiciada y máxima posición de la lista, con 99 puntos. Es de destacar cómo la región obtiene, por su buena relación calidad precio, 126 vinos con 5 estrellas, 274 con 4 estrellas y 103 vinos con 3 estrellas y una puntuación media de los tintos por encima de los 90 puntos.

Rioja, región referente dentro y fuera de nuestras fronteras, ha sido capaz de volver a sorprender con novedosos y disruptivos estilos que, en palabras del director de la Guía, Carlos González, enriquecen la oferta de la región reforzando esa visión de calidad y diversidad de Rioja. “Como lugar diverso que es, requiere de una actuación a través de diferentes líneas y argumentarios, desde el nivel global y accesible hasta los vinos de mayor calidad”. “Este año se observa cómo en Rioja se consolidan otras elaboraciones y estilos con vinos más raciales y silvestres, con uvas como la graciano y la maturana tinta, que han permitido interpretar nuevos conceptos”, señala González.

Desde Peñín vuelven a corroborar cómo lo blancos y en especial los blancos de guarda de Rioja van mostrando su potencial de crecimiento. Con un consumidor más maduro que entiende estos vinos blancos de más crianza, encontramos una amplia variedad de vino blanco de crianza o guarda de alta calidad. “Rioja tiene cualidades contrastadas para desarrollar estos vinos elaborados con viura, garnacha blanca, maturana blanca y tempranillo blanco”, señalan desde el comité de la revista.  93 vinos blancos de Rioja aparecen en la lista con más de 90 puntos y dos de ellos se sitúan en el podio de +95 puntos.

Señala el comité cómo, después de catar algunos de los primeros vinos procedentes de Viñedos Singulares, indicación geográfica impulsada por Rioja en 2017, ha comprobado que cumplen con el nivel cualitativo que se espera de ellos. “Sorprende que casi la totalidad de estos vinos responden a un perfil de vino moderno: muy expresivo, potente y frutal”.  González resalta la importancia del estilo clásico, íntimamente vinculado con Rioja, vinos que han sido capaces de posicionar a la Denominación de Origen de forma clara y evidente en todo el mundo, con una enorme riqueza de matices. “Excelentes ejemplos de la sutileza y elegancia de esta categoría perfectamente definida”.

Deja tuComentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *