Logo Loading

En el marco de la jornada “El aceite de oliva y su futuro” que ha organizado la Fundación San Telmo de Sevilla, el ministro de Agricultura ha recordado que las previsiones de la Comisión Europea apuntan a un incremento del 5% anual hasta 2030 en las exportaciones de aceite de oliva español a terceros países.

La invasión rusa de Ucrania, principal exportador de aceite de girasol a España, no va a suponer un problema de desabastecimiento de grasas vegetales en España.

El ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas, ha asegurado el pasado 10 de marzo que el volumen de stock de enlace de aceite de oliva permite dar tranquilidad y seguridad a los consumidores, y que en ningún caso va a haber problemas de abastecimiento de este producto en todas sus categorías. Ha reiterado qué pese a que Ucrania es el principal exportador de aceite de girasol a España, la interrupción del suministro por la invasión rusa y la situación de guerra no va a crear problemas de abastecimiento de grasas vegetales en nuestro país.

En el acto de clausura de la jornada “El aceite de oliva y su futuro” que ha organizado la Fundación San Telmo en el centro de formación Javier López de la Puerta de Sevilla, Luis Planas ha señalado que “las perspectivas para el futuro del sector del aceite de oliva son positivas”. Dado que su consumo apenas representa el 3 % de los aceites vegetales, la expectativa es que se produzca un aumento continuado de su presencia en las cocinas del mundo. De hecho, las previsiones de la Comisión Europea apuntan a un incremento del 5 % anual, hasta 2030, en el volumen de aceite de oliva exportado a terceros países que no son productores.

El ministro Planas se ha referido a los factores impulsores del consumo a nivel global, entre los que ha destacado las cualidades saludables del aceite de oliva, su vinculación con la dieta mediterránea y con la cada vez más apreciada gastronomía española, la sostenibilidad de este tipo de cultivos, así como las garantías sanitarias y de calidad que ofrecen las producciones agroalimentarias de la Unión Europea.

Luis Planas también ha subrayado la oportunidad que suponen instrumentos como la Hoja de Ruta del Olivar, la nueva Política Agraria Común (PAC) y el Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia (PRTR) para fortalecer el sector del aceite de oliva español y consolidar su liderazgo en el mundo. En un contexto de máximo nivel de apoyo al sector agroalimentario en general, el sector del olivar y del aceite de oliva cuenta con un importante respaldo para mejorar su situación estructural.

 

Deja tuComentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.