Logo Loading

El Consejo de Gobierno ha aprobado el pasado 29 de septiembre una nueva convocatoria para ayudas de mejora del rendimiento de las empresas vitivinícolas que generará alrededor de 25 millones de inversiones.

Mediada ya la vendimia, la consejera de Desarrollo Económico, Sostenibilidad y Medio Ambiente, Arantxa Tapia, en compañía del viceconsejero de Agricultura, Pesca y Política Alimentaria, Bittor Oroz, y el presidente del sindicato UAGA, Javier Torre, ha visitado en Villabuena las viñas de la bodega Pérez Maestresala para conocer de primera mano el desarrollo de la campaña 2020.

En palabras de Tapia, el Gobierno Vasco “es consciente de que este está siendo un año difícil para nuestros vitivinicultores y vitivinicultoras. A las adversidades climatológicas -pedrisco en junio- y las enfermedades -Mildiu y Oídio-, se han unido este año la incertidumbre generada por la COVID-19. Pero la lectura de la campaña a 29 de septiembre está resultando positiva y cuando la vendimia del vino blanco está prácticamente concluida podemos avanzar que la cosecha de este año va a ser excelente.”

Alta calidad

Según los datos disponibles hasta el momento, la campaña 2020 presenta una cosecha mermada en algunas localidades de la comarca, por el granizo y el agua caída en ciertos momentos que impidieron la floración en las cepas y por el mildiu especialmente, pero hay que destacar que las uvas resultantes que se vienen recogiendo -en una de las vendimias más delicadas de este siglo XXI- son muy sanas y de gran calidad.

Con los primeros mostos, profesionales del sector bodeguero están hablando de “un color y unas cualidades inmejorables”, dando estos días un grado que varía entre 13,5 y 14º.

Nueva convocatoria de ayudas

Tapia ha informado de que en la reunión del Consejo de Gobierno celebrada el 29 de septiembre se ha aprobado la convocatoria, para el año 2021, de las ayudas a las inversiones que se realicen en el sector vitivinícola con objeto de mejorar el rendimiento global de las empresas, su adaptación a las demandas del mercado y el incremento de su competitividad.

A través de esta línea de ayuda habilitada con un importe de 7,5 millones de euros, se concederá apoyo financiero a las inversiones tangibles o intangibles en instalaciones de transformación e infraestructura vinícola, así como a estructuras e instrumentos de comercialización, incluso con el fin de mejorar el ahorro de energía, la eficiencia energética global y los procesos sostenible. Se espera que se presentarán actuaciones de inversión por importe de 25 millones de euros.

Deja tuComentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.