Logo Loading

Mercados del Vino y la Distribución ha entrevistado en exclusiva a Mike Wangbickler, presidente de comunicaciones y marketing de Balzac y ponente en la WineFuture 2021.

MVD. ¿Cuáles son los principales objetivos que debe plantearse el negocio del vino en los próximos tres años?

Mike Wangbickler (M.W.) Diversificar sus fuentes de ingresos y dar más atención al marketing. 2020 y la pandemia global han demostrado que no es aconsejable centrar los esfuerzos de ventas en una sola fuente de ingresos (tanto en la hostelería como fuera de ella). Equilibrar este índice ofrece cierta seguridad frente a unas condiciones del mercado inciertas. En el caso de los productores internacionales, no centrarse demasiado en un mercado. Además, el 95% de los productores necesita invertir más en personal, agencias y programas de marketing. El vino ya no se vende solo por el mérito del contenido de su botella. A través de la inversión en marketing, las bodegas pueden aumentar su base de clientes, aumentar el conocimiento de la marca y diferenciarse de los productos de la competencia. Después de todo, las bodegas no solo compiten entre sí, sino también con las bebidas alternativas. Por eso es importante una conferencia como Wine Future 2021, que dará a los asistentes ideas sobre dónde y cómo crecer.

MVD. ¿Qué cambios en la distribución del vino se deben anticipar debido al Covid-19? M.W. Honestamente, esta no es mi área de especialización. Eso, junto con la actual volatilidad del mercado, son una incógnita. Lo que me gustaría ver es una reducción de las presiones regulatorias sobre el envío directo al consumidor por parte de las bodegas en EE. UU. También una mayor diversificación. Muchas marcas de importación saben lo difícil que es asegurar una buena distribución. Los grandes distribuidores dominan el mercado, pero también están abrumados, y una distribución más diversificada conduciría a un mayor acceso de los consumidores.

MVD. ¿Cómo adaptarán los consumidores de vino sus preferencias y hábitos en 2021?

M.W. Las ventas on-line son cada vez más habituales. Con muchas bodegas que ahora venden directamente al consumidor, la introducción de servicios como Drizly y la búsqueda de nuevas opciones por el público menor de 40 auguran un buen futuro en cuanto al acceso al vino. Creo que a corto plazo esto afectará negativamente a los restaurantes, también porque más personas beben en casa o en reuniones y fiestas llevando su propia botella. También creo que el consumidor de vino de hoy está mejor informado y educado en cuanto al vino que las generaciones anteriores. Por lo tanto, veremos una composición más fragmentada de estilos de vino y variedades. Los vinos varietales Chardonnay y Cabernet Sauvignon pueden disminuir su participación de mercado a medida que los consumidores experimentan con estilos nuevos que les emocionen.

MVD. ¿Qué países evolucionarán más en su volumen y / o patrones de consumo de vino?

Se deberían observar evoluciones en los mercados de Sudáfrica, Estados Unidos, China e India, en cada caso por diferentes razones. En Sudáfrica, el gobierno debe reconocer la importancia del vino para su imagen nacional en el extranjero. Para muchos consumidores, los vinos de Sudáfrica son la primera mirada a su cultura; el vino es su embajador en el mundo. En Estados Unidos, veremos que las cosas cambian hacia arriba y hacia abajo en la cadena de suministro, las regulaciones facilitarán y otorgarán a los consumidores más acceso y una mayor selección. China e India son mercados potenciales enormes para las marcas internacionales de vino, y espero veamos un sistema más normalizado de venta y consumo de alcohol a medida que estos mercados maduren.

 

Deja tuComentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.