Logo Loading

El consumidor español está sufriendo en su compra cotidiana una inflación bastante mayor que la oficial. Conclusión que se saca de un informe sobre precios recientemente publicado por  OCU, basado en un estudio realizado la primera quincena de mayo a escala nacional. En el estudio no se reflejan los precios de los vinos.

La organización de consumidores OCU destaca que los supermercados suben un 13% y que, además, en el caso de la cesta de productos baratos la situación es peor, pues el alza es de un 16,4%. Cabe añadir a los datos de OCU que en mayo de 2022 el IPC oficial fue del 8,7%, por lo que la inflación de la cesta barata (la más importante para los sectores desfavorecidos) es casi el doble de la oficial.

El trabajo de OCU es un estudio comparativo, destinado a detectar los lugares de compra más baratos para los consumidores a igualdad de productos. Sin embargo, aporta información que va más allá y permite llegar a conclusiones generales. OCU basa su muestreo en cuatro “cestas” y divide el análisis en cadenas de supermercados nacionales, regionales y locales, considerando “desde pequeños supermercados locales hasta hipermercados de cadenas de ámbito nacional, como Mercadona o Alcampo”. También algunas que operan exclusivamente por internet, como Amazon o Ulabox, así como los precios online de las grandes cadenas de supermercados.

Algunas conclusiones son sorprendentes, pero antes es necesario explicar las cuatro “cestas” en que se basó en estudio: la “cesta OCU”, con 239 productos y que la organización de consumidores define como “la que mejor representa el consumo de los españoles”; la “cesta económica”, con los productos más baratos de cada establecimiento, considerando solo 88 productos básicos; la “cesta de marcas” con productos de marcas líderes con la misma denominación, peso y tipo de envase, y la “cesta fresca”, con alimentos frescos (frutas, verduras, carnes y pescados) de la misma variedad y categoría.

Aunque hay diferencias no despreciables entre establecimientos de la misma cadena y según la cesta que se considere, las cadenas tienen tendencias constantes y se pueden clasificar. Considerando la cesta OCU, con diferencia las más caras son Sánchez Romero y los online Ulabox y Amazon, en tanto que las más baratas son Dani, Tifer y Family Cash. En cuanto a cuales han incrementado más sus precios (lo que no significa que hayan pasado a ser las mas caras), los tres que más los subieron fueron La Plaza de Día, Mercadona y Día y las que menos Alimerka, Carrefour Expres y BM Urban.

Por ciudades el informe afirma que “la mayor distancia entre el supermercado más caro y el más barato se alcanza en Madrid (70 %) y alrededores, donde es fundamental elegir bien. En Segovia o Cuenca, por el contrario, el súper más barato y el más caro apenas se distancian un 9 %”. Así, en números anuales, la diferencia entre comprar en el más caro y el más barato sería de 3.529 euros en Madrid y 485 en Cuenca.

En términos generales, el 95 % de los productos subió, especialmente cereales y grasas. Se detectaron descensos importantes en pocos, como aguacates, champú y kiwis. Por cestas las alzas promedio fueron 13% en la OCU, 16,4% en la económica, 11,3% en la de marcas y 11,6% en la de frescos.

En el estudio OCU registró 173.392 precios en 1.180 establecimientos de 65 ciudades (todas las capitales de provincia y otras localidades de gran tamaño, como Vigo o Gijón, o que están situadas en la periferia de las mayores capitales).

 

 

 

Deja tuComentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.