Logo Loading

De lo mucho que vemos y oímos a diario, solo en algo coincidimos todos, y es en que, si nuestros dirigentes fueran capaces de escucharse, entenderse y trabajar alineados, aunque solo fuera un poquito, otro gallo nos cantaría. La falta de colaboración entre las instituciones la estamos pagando muy cara todos. Estamos unidos, pero en el descalabro. Triste logro.

¿Y esto que es tan obvio de puertas para fuera, no nos estará limitando también de puertas para adentro? Como tiendo a pensar que la clase política es un reflejo de la sociedad a la que representa, yo diría que sí. De hecho, hace años que vengo reclamando en lo que atañe a mi ámbito de actuación más directo, más colaboración y menos confrontación, como condición esencial para salir adelante y materializar los cambios que necesitamos como sociedad.

Sigue leyendo el artículo en:  https://evalevyandpartners.com/tiempo-de-sumar/

Deja tuComentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.