Logo Loading

Los uruguayos son grandes consumidores de vino y tienen una gran tradición y cultura vinícola; además, el país tiene una producción propia importante y exporta. España ocupa el cuarto lugar en cuanto a las importaciones de vino.

En cuanto a los vinos españoles, en Uruguay tienen buena imagen, se consideran un producto de calidad y ocupan el cuarto lugar en cuanto a la procedencia de las importaciones. Sin embargo, la situación arancelaria es desfavorable respecto a los vinos argentinos y chilenos, lastrando notablemente su comercialización. Esta es una de las conclusiones del informe El Mercado del Vino En Uruguay, que acaba de ser publicado por el ICEX. El trabajo fue realizado por Pablo Ruibal Segade y Amanda Fervenza Lamas bajo la supervisión de la Oficina Económica y Comercial de la Embajada de España en Montevideo.

España ocupa tradicionalmente el cuarto lugar en el ranking de las importaciones uruguayas de vino, por detrás de Argentina, Chile y Francia. Cabe destacar la gran diferencia entre los proveedores americanos y europeos: así, Argentina representó en 2020 el 62,82% del total importado por Uruguay, Chile el 24,49%, correspondiendo solo unos modestos 5,85% a Francia y 4,92% a España. A estos bajos porcentajes se suma una gran estrechez de productos, ya que lo vendido a Uruguay por Francia y España son principalmente espumosos: 80% champan y 50% cava.

El escaso porcentaje de Francia, España –y también Italia– se debe en gran medida a los fuertes gravámenes que en Uruguay sufren los vinos procedentes de la UE, en tanto que los vinos chilenos, y especialmente los argentinos, los tienen muy bajos. Pero también influye la dificultad para posicionarse debida al reducido tamaño del mercado y los comparativamente elevados costes de transporte.

La producción uruguaya de vino es ascendente: alcanzó los 74,87 millones de litros en 2021, superando los 60,49 de 2019 y 69,48 de 2020. Y eso pese a la diminución del tamaño del viñedo y del número de explotaciones, cifras que de 2012 a 2021 bajaron un 21% y un 37% respectivamente. En cuanto a ventas dentro de Uruguay, la de vinos nacionales bajó de 68,41 millones de litros en 2020 a 64,11 en 2021, aumentando en cambio las de vino importado de 2,99 millones de litros en 2020 a 4,98 en 2020, siendo evidente la enorme preponderancia de los vinos uruguayos en el mercado pese al descenso. La suma de vinos uruguayos más importados fue de 71,4 millones de litros en 2020 y 69,09 en 2021.

Como el informe indica, “Uruguay constituye un mercado pequeño en términos de población (3,5 millones) y PIB (53.629 US$ millones en 2020) aunque atractivo, porque se encuentra a la cabeza de América Latina en PIB pc (15.438 USD1) e igualdad en la distribución de la renta. Se trata de un país productor y exportador de vino, con una gran cultura vitivinícola y consumo per cápita elevado de 26,4 litros/persona y año, superior al de España (22,3 litros/persona). El país experimentó 16 años de crecimiento sostenido del PIB hasta el comienzo de la pandemia, permitiendo la consolidación de una clase media con un poder adquisitivo superior al promedio regional. Además, Uruguay es una democracia consolidada y fue un referente mundial en la gestión de la crisis sanitaria, social y económica causada por el coronavirus durante 2020”.

A diferencia de muchos otros países, en Uruguay la pandemia favoreció la venta de vino. Según el informe, “aunque el consumo de vino estaba descendiendo en Uruguay desde 2015, sus ventas repuntaron notablemente en 2020. El confinamiento de la población, las restricciones a la movilidad y limitaciones sobre el aforo/horarios de los establecimientos del canal Horeca impulsaron la demanda de vino. Las cadenas de supermercados y tiendas especializadas concentran aproximadamente el 90 % de las ventas de vino y su consumo se realiza fundamentalmente en el ámbito doméstico y familiar”.

Según el informe “los vinos uruguayos, argentinos y, en menor medida, también franceses y españoles, han sido los principales beneficiados del incremento del consumo”. Específicamente, las importaciones uruguayas de vino español aumentaron un 28 % en valor (US$) y un 26 % en volumen (kg) durante la pandemia –tienen el precio CIF unitario promedio (valor CIF/kg) más competitivo de todos los vinos europeos importados”.

 

 

Deja tuComentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.