Logo Loading

La inclusión de la bodega en Grandes Pagos de España subraya su compromiso con la calidad y la elaboración de vinos transparentes que reflejan las características del terroir y la añada. La familia Pujol-Busquets anuncia también una nueva inversión que ampliará sus viñedos hasta las 90 hectáreas.

Alta Alella, bodega familiar ecológica ubicada en un enclave privilegiado a escasos kilómetros de Barcelona, anuncia su incorporación a Grandes Pagos de España (GPE). La reputada asociación sin ánimo de lucro agrupa a bodegas de renombre reconocidas por la elaboración de vinos en perfecta armonía con el suelo, la naturaleza y el clima de sus respectivos viñedos.

Para ser miembro de GPE, las bodegas deben cumplir con unos estrictos requisitos de admisión, incluyendo entre otros la elaboración de vinos singulares que representen el terroir, una filosofía de respeto a la tipicidad y al origen de la finca, la exclusividad de uvas procedentes de sus propios viñedos y contar con reconocimientos nacionales e internacionales.

«Unirnos a Grandes Pagos de España representa un hito importante para Alta Alella. Es un reconocimiento que reafirma nuestro compromiso con la calidad y la autenticidad en cada botella que producimos», afirma Josep Maria Pujol-Busquets, enólogo y fundador de la bodega. «Estamos emocionados de colaborar con otros miembros distinguidos y seguir promoviendo la diversidad y la riqueza de nuestro territorio».

Fundada en 1991, Alta Alella ha mantenido siempre una firme apuesta por el territorio, la elaboración integral y la producción de vinos transparentes que reflejen la diferenciación de la zona de Alella. Sus viñedos crecen en un suelo granítico conocido como sauló y a menos de 2 km del Mediterráneo, características que confieren a sus vinos y cavas una acidez natural excepcional.

En este marco, la familia también anuncia la inversión en nuevas plantaciones ubicadas en el Parque Natural de la Serralada de Marina, entre los pueblos de Alella y Tiana, ampliando su superficie de cultivo hasta las 90 hectáreas en los próximos años. “Es emocionante ver como mis padres empezaron con solo dos hectáreas y a corto plazo estaremos conreando 90″, explica Mireia Pujol-Busquets, directora adjunta y segunda generación de la bodega.

Esta expansión no solo incrementará la capacidad productiva de la bodega, sino que también supone la preservación de una de las regiones vitivinícolas más emblemáticas cerca de Barcelona. “Los viticultores tenemos un papel determinante en la conservación y la ordenación del territorio, especialmente en una zona tan amenazada por la presión urbanística. Nuestros viñedos son el pulmón de Barcelona”, reflexiona.

La selección de Alta Alella en Grandes Pagos

En total son seis los vinos y cavas de Alta Alella que han entrado a formar parte de Grandes Pagos de España: Alta Alella 10 2012, Alta Alella Mirgin Opus 2019, Alta Alella Mirgin Exeo 2017, Alta Alella Cau d’en Genís 2022, Alta Alella Lanius 2021 y Alta Alella Dolç Mataró 2020. Todos ellos con muy buen reconocimiento por parte del comité de cata.

La asociación Grandes Pagos de España reúne a 34 miembros, incluyendo bodegas de renombre como Mas Doix, Numanthia, Pago de Vallegarcía, Abadía Retuerta, Fuentes del Silencio y Alvear, entre otras.

Mireia-Pujol-Busquets-Josep-Maria-Pujol-Busquets

Deja tuComentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *