Logo Loading

La medida que ya es efectiva en países como Alemania, Francia, Portugal o Países Bajos permitiría distribuir de forma masiva los tests y abaratar sustancialmente el precio.

La distribución comercial, gracias a su presencia en todo el territorio, puede ayudar en esta fase de la pandemia a hacer más asequible el autodiagnóstico y detención de los contagios. Las mascarillas son un ejemplo claro de cómo la distribución comercial ha ayudado a generalizar su acceso y abaratar su precio durante la pandemia.

La Asociación Nacional de Grandes Empresas de Distribución (ANGED) ha ofrecido por carta a la ministra de Sanidad, Carolina Darias, la posibilidad de que los tests de antígenos puedan comenzar a venderse en su red de establecimiento comerciales, conformada por miles de tiendas en toda España.

Esta medida ya se ha adoptado con éxito en otros países europeos como Alemania, Francia, Países Bajos y Portugal. De esta forma se puede conseguir, por un lado, un acceso más fácil y rápido a millones de tests de antígenos y, por otro lado, se podría también evitar movimientos especulativos y ofrecer un precio más asequible y competitivo para los ciudadanos al ampliarse de forma sustancial la oferta de test en el mercado.

ANGED ha ofrecido al Ministerio de Sanidad su disposición para acordar, en los términos que las autoridades sanitarias estimen oportuno, una colaboración que entendemos muy necesaria en esta fase de la pandemia, en la que se está demandando a los ciudadanos su colaboración en el control del virus, mediante el autodiagnóstico de los contagios.

Esta colaboración, de hecho, ya ha funcionado con éxito a la hora de establecer medidas de control y prevención contra el Covid en las tiendas, tanto para empleados como para clientes. También es un precedente de éxito la venta de mascarillas en nuestras tiendas, que ha permitido no sólo garantizar el acceso, sino abaratar su precio y generalizar su uso por parte de los ciudadanos.

Deja tuComentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.