Logo Loading

ARAG-ASAJA, ante la situación límite de los agricultores, pide agilidad y cero burocracia para que las ayudas directas lleguen cuanto antes a los destinatarios. Mientras UPA pide a las Comunidades Autónomas que ayuden al campo con programas propios.

Eduardo Pérez Hoces, presidente de la organización, asegura que “los problemas estructurales que arrastra el campo riojano no se resuelven con un plan contra las consecuencias de la crisis de Ucrania”. Por su parte, que el secretario general de UPA, Lorenzo Ramos, ha afirmado que “en general” las medidas son positivas y ha exigido que las comunidades autónomas ayuden también al campo con programas propios

Eduardo Pérez Hoces, durante su comparecencia del 31 de marzo, para analizar el plan de choque que tanto la Unión Europea, como el Gobierno de España, y el Ejecutivo regional han anunciado esta semana para paliar el impacto económico de la invasión de Ucrania, “ha lamentado que finalmente se pretenda diluir los problemas estructurales que arrastra el campo riojano con un plan contra las consecuencias de la crisis de Ucrania”.

“Entendemos que es un error y un parche más con el que ni se va a atender la grave crisis de precios que sufre el sector, ni tampoco se cubrirán los incrementos de costes de producción que, a diferencia de otros sectores, sufren los agricultores y ganaderos sin que, al menos en la misma producción, puedan repercutirlos en los precios finales de sus productos”, manifiesta el presidente de ARAG-ASAJA.

Además, Pérez Hoces manifiesta que las cuentas no salen y muchas explotaciones están ya al límite. “La energía ha subido un 270%. El gasóleo, un 75%. Los fertilizantes pueden estar entre un 40 y un 70% de incremento en el precio. Las semillas, un 20%. Y si hablamos de la ganadería, los piensos han subido entre un 40% y 50%”.

Por otro lado, detalla que la Ley de la Cadena Alimentaria sigue sin funcionar provocando que el sector siga trabajando a pérdidas mientras que la Consejería de Agricultura (como administración competente para llevar a cabo acciones de inspección y detección de incumplimientos desde el año 2020) solo haya realizado hasta el momento nueve controles en sectores que distan mucho de ser los más representativos: patata, aceite y fruta de hueso.

Además, añade, “estamos sufriendo cambios normativos como la reforma laboral, que ayer entró en vigor, o la misma reforma de la PAC que la Unión Europea tiene planificada para los próximos años y que en estos momentos debería replantarse por ser una irresponsabilidad llevarla a cabo por los elevados riesgos que las políticas verdes que quieren imponer pueden tener para la soberanía y seguridad alimentaria”.

Por tanto, diluir la extensa problemática del campo en un plan contra las consecuencias de la crisis ucraniana “es una excusa sobre la que el Gobierno de La Rioja no debería mirar para otro lado”.

Para paliar esta situación, Pérez Hoces ha pedido “agilidad y cero burocracia” para que las ayudas directas anunciadas lleguen cuanto antes a los agricultores y ganaderos que ya están al límite. Y ha reclamado que “ante circunstancias excepcionales, tiene que haber medidas excepcionales que exigen más allá de presupuesto, compromiso, voluntad, determinación para actuar en el campo con políticas públicas que, en clave regional, atiendan de manera urgente:

  • Inspecciones suficientes para asegurar el estricto cumplimiento de la Ley de la Cadena Alimentaria, y evitar la venta a pérdidas en cualquiera de sus eslabones
  • Cambios fiscales con las explotaciones familiares arraigadas en el medio rural.
  • Un control efectivo de la fauna silvestre
  • Unas condiciones del seguro agrario asumibles para el agricultor y ganadero
  • Plan de ayudas a los afectados por las últimas inundaciones del Ebro.

“En definitiva, medidas que ayuden a resolver los problemas estructurales del campo y se ocupen en La Rioja de los sectores más afectados como en estos momentos son la ganadería intensiva y extensiva, el sector del champiñón, o los cultivos de regadío por los elevados costes energéticos que están sufriendo”, concluye Pérez Hoces

Deja tuComentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.