Logo Loading

Para la organización agraria ASAJA, el presupuesto correspondiente al Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación para 2023, presentado el 6 de octubre en el Congreso de los Diputados, no es suficiente. Así, manifiesta que “ante la grave situación que atraviesa el sector agrario contrasta con la irrisoria subida de 23 millones de euros en el presupuesto con respecto al actual” .

“En el proyecto de Presupuestos Generales del Estado para 2023, presentado el 6 de octubre en el Congreso de los Diputados, el Gobierno de Pedro Sanchez solamente ha incrementado un 0,3 por ciento la partida destinada al MAPA, lo que supone 23 millones de euros más con respecto a 2022, pasado de 8.845 a 8.868 millones. Este ridículo incremento, teniendo en cuenta la gravísima situación que atraviesa el sector agrario español, contrasta con las considerables subidas en el presupuesto de ministerios como Derechos Sociales y Agenda 2030; Igualdad; Cultura y Deporte, etc”, manifiesta ASAJA en un comunicado.

Un sector estratégico para la economía de este país, como es el sector agrario  (representa el 10 % del PIB español) queda liquidado con tan solo un 1,8% del total del presupuesto destinado por el Gobierno para el conjunto de los ministerios, continúa la organización agraria, para la que teniendo en cuenta las graves dificultades por las que pasa el sector agrario español, aquejado por una durísima sequía que ha mermado las producciones; unos inasumibles incrementos de costes de producción en energía, combustibles, semillas, fertilizantes, abonos… las consecuencias de la guerra de Ucrania que han quedado patentes en el sector y unos precios en origen que no compensan los costes de producción, ASAJA considera ridículo el presupuesto propuesto.

En este sentido, ASAJA exige al Gobierno un incremento de la dotación  presupuestaria para que se contemplen ayudas directas a los sectores agrícolas y ganaderos más afectados por la crisis, al igual que una partida mayor para medidas fiscales, que fueron incluidas en la Ley de la Cadena Alimentaria como son la reducción de las facturas del gasóleo agrícola, de los fertilizantes y plásticos en el IRPF, así como la implantación de la doble tarifa eléctricas para el sector. Recordamos que la puesta en marcha de estas medidas, ya aprobadas, ha sido incumplida por parte del  Gobierno.

Por otra parte, el incremento de presupuesto destinado a los seguros agrarios es de todo punto insuficiente, a la vista de las tremendas pérdidas sufridas por el sector en  este durísimo año de sequía. De igual forma, es necesario un presupuesto mayor para la modernización de los regadíos así como para las nuevas infraestructuras hidráulicas que son imprescindibles para la sostenibilidad y mantenimiento de este sector productivo, que sigue abasteciendo con alimentos seguros y de calidad a la sociedad.

Deja tuComentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.