Logo Loading

Agricultura del Gobierno Balear y el sector agrario llegaron a un acuerdo sobre la cesión de un total de 10 inmuebles y 628 mil euros en el mes de marzo del 2021, el proceso acaba de concluir con la entrega de diplomas de cesión.

La consellería de Agricultura, Pesca y Alimentación ha entregado los diplomas de cesión de las antiguas cámaras agrarias a las organizaciones profesionales agrarias de Balears (ASAJA, Unió de Pagesos de Mallorca, UPA-aia, AGRAME, FAGME y Unió de Pagesos de Menorca), los ayuntamientos de Consell y Ferreries, y la cooperativa de Llucmajor.

Agricultura y el sector agrario llegaron a un acuerdo sobre la cesión de un total de 10 inmuebles y 628 mil euros el mes de marzo del 2021. A finales de año se empezaron a firmar ante notario las primeras cesiones de los inmuebles, un proceso que ha requerido de varios trámites administrativos y que ya se ha concluido. Según la consellera de Agricultura, Pesca y Alimentación, “el acuerdo ha sido posible porque todo el mundo ha puesto de su parte, han entendido que era la única forma de hacerlo, se ha cedido también y hemos conseguido una acuerdo justa y equitativa”. De la Concha ha añadido que “estas cesiones tienen que servir para fortalecer el sector, se tiene que saber aprovechar este patrimonio, en un momento en que las organizaciones agrarias son más importantes que nunca, ante los años que vienen, por ejemplo, explicar la nueva PAC, la formación y el cambio climático”. El patrimonio de las cámaras agrarias está valorado en 2,9 millones de euros. El fondo se ha repartido entre las seis organizaciones profesionales agrarias.

La consellería ha cedido a ASAJA una planta baja en la plaza Santa Eulàlia de Palma y la cámara agrícola de Sencelles; un piso en la plaza de Santa Eulàlia de Palma y la cámara agrícola de Sant Joan a Unió de Pagesos de Mallorca; dos pisos en la calle de Anselm Clavé de Palma y la cámara agraria de Montuïri a UPA-aia; la cámara agraria de Llucmajor se ha cedido a la cooperativa local, la de Consell al ayuntamiento del municipio y la de Ferreries, al consistorio.

El papel de las cámaras agrícolas

Las Cámaras Agrarias, creadas el junio de 1977, como órganos consultivos de la administración, tuvieron una duración efectiva limitada, pero recibieron el conjunto del patrimonio procedente del sindicalismo agrario anterior, es decir, el patrimonio acumulado a lo largo de los años por las germandades de agricultores y ganaderos y los otros organismos del sindicalismo vertical. Se trata, por lo tanto, de unos recursos que tenían que ser puestos a disposición de las nuevas organizaciones representativas de los agricultores. Con esta cesión se ha evitado la progresiva disgregación del patrimonio de las cámaras y, por lo tanto, la imposibilidad que pudiera ser aprovechado por el sector y por sus organizaciones representativas.

 

 

Deja tuComentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.