Logo Loading

El Gobierno de Castilla-La Mancha va a destinar 26 millones de euros a partir del próximo año para proteger al viñedo de secano a través de una nueva medida agroambiental. Así lo ha anunciado el consejero de Agricultura, Agua y Desarrollo Rural, Francisco Martínez Arroyo, durante su visita a la Cooperativa San Isidro – Bodegas Lairén, de Miguel Esteban.

El consejero ha explicado que “el viñedo de secano es la esencia de nuestra tierra” y ha detallado que, a partir de 2023, recibirá “una ayuda de cien euros por hectárea”. Martínez Arroyo ha puntualizado que ese viñedo es “muy importante” en la zona de Miguel Esteban, “donde hay un problema en el acceso al agua, el agua es el factor limitante”, lamentaba.

El sector del vino “es importantísimo para el presente y el futuro de Castilla-La Mancha”, ha explicado el titular de Agricultura recordando que “el sector agroalimentario es el que tira de la economía regional, aportando 18 de cada 100 euros a nuestro PIB, y cinco de ellos proceden solo del vino”. Martínez Arroyo puntualizaba que “somos la región de España donde más peso tiene este sector”.

“Trabajamos para que el vino sea cada día mejor”, ha afirmado el consejero, “porque queremos que siga permitiendo que 80.000 familias sigan viviendo de esta actividad en Castilla-La Mancha”. Además, ha reivindicado que se elija y se consuma vino de la región porque “tenemos que defenderlo siempre”. Especialmente, ha destacado, el de las Denominaciones de Origen, que llevan el nombre de Castilla-La Mancha y que ahora se pueden diferenciar en la distribución gracias a la marca de calidad ‘Campo y Alma’.

Deja tuComentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.