Logo Loading

El consejero de Agricultura, Agua y Desarrollo Rural y presidente de la Fundación Dieta Mediterránea, Francisco Martínez Arroyo, ha resaltado que detrás de esta dieta y cada uno de los alimentos que la componen se encuentran más de un millón de agricultores, ganaderos y trabajadores del campo.

Castilla-La Mancha, que ostenta la presidencia de la Fundación Dieta Mediterránea, ha pedido defender “con uñas y dientes” al sector agroalimentario a través de la promoción de esta dieta que es considerada como la más saludable, sostenible y está declarada Patrimonio Inmaterial de la Humanidad por la Unesco, “siendo uno de esos patrimonios que no se pueden perder y tenemos la obligación de preservar”.

Así lo ha subrayado el consejero de Agricultura, Agua y Desarrollo Rural y presidente de la Fundación Dieta Mediterránea, Francisco Martínez Arroyo, durante su intervención el 6 de abril en la inauguración del XIII Congreso Internacional Dieta Mediterránea, que se celebra en el salón profesional de Alimentaria 2022 y que se desarrolla en la Fira de Barcelona.

En cifras, Martínez Arroyo ha resaltado la importancia del sector agroalimentario a nivel nacional, un sector “imprescindible” que representa cerca del 9,7 por ciento del PIB y factura por sí solo 130.000 millones de euros en España. Una cuantía que asciende hasta los 170.000 millones de euros de facturación si se une a la agricultura y ganadería.

“Hay que alimentarse siempre y tenemos la suerte de contar con la Dieta Mediterránea que es la mejor del mundo”, ha dicho el consejero, quien ha resaltado la importancia de los eslabones de la cadena alimentaria que conforman esta dieta, desde el agricultor o ganaderos hasta el consumidor, y en la cual se puede trabajar con la venta directa, la proximidad, sin olvidar el mercado global. Y para ello, Martínez Arroyo ha remarcado “la necesidad de contar con los restauradores para poder llevar estos productos de excelencia a los consumidores, con el relato de lo que somos”.

Aunque el producto que más representa a la Dieta Mediterránea es el aceite de oliva virgen extra, situado en el corazón de la pirámide nutricional, Francisco Martínez Arroyo se ha referido a otros como los frutos secos, las legumbres, el vino consumido con moderación o las frutas y hortalizas. “Todos ellos productos que salen del campo, que son los más antiguos y más futuro tienen porque hay un sector agroindustrial muy potente”, según ha señalado.

Por ello, el consejero y presidente de la Fundación Dieta Mediterránea ha pedido presumir de todos estos productos y “sentirnos orgullosos de lo que somos y que, en cada oportunidad de disfrutar de los productos que mejor nos representan, pensemos de verdad en lo que se supone para nuestro país y para todas las regiones de España” ya que, según ha insistido Martínez  Arroyo en su intervención, “hay pocas cosas que unan más que la Dieta Mediterránea, que es la que vertebra el país y detrás de ella hay un millón de agricultores, ganaderos, pastores o trabajadores del campo”.

Deja tuComentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.