Logo Loading

En pleno corazón de la zona industrial de Villaviciosa de Odón se encuentra este restaurante, de estética moderna y donde cabe destacar la carta de vinos extensa, variada, y los precios ajustados.

El servicio de sala es atento y muy profesional, pero solo se pueden degustar menús desde 50 €, en los que se busca lucimiento del chef.

La sala es bastante ruidosa, lo que no permite disfrutar tanto de la experiencia. Las mesas son grandes y bastante separadas, pero aún así las conversaciones lo convierten en un bar.

Aún sí, la experiencia bien merece el viaje.

El esfuerzo es interesante. Sin embargo, yo diría que es muy aspiracional, es decir, aspira a ser, pero le queda recorrido.

El Cheesecake es buenísimo.

Deja tuComentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.