Logo Loading

Entrevista de Mercados del Vino y la Distribución a Ignacio García Magarzo, director general de ASEDAS

MVD. ¿Cómo está respondiendo el sector de la distribución ante el COVID-19?

Ignacio García Magarzo (I.G.M). El sector está respondiendo con un gran sentido de la responsabilidad y mucha eficiencia para abastecer a la población de alimentación y productos de primera necesidad. Ha tenido que afrontar unos cambios en el consumo y en la afluencia de clientes a las tiendas muy bruscos y en periodos de tiempo muy cortos, pero ha podido dar una enorme tranquilidad a la sociedad, que ha podido comprobar la fortaleza de sus sistemas logísticos y a la actitud profesional, responsable y generosa de los trabajadores.

MVD. ¿Cuáles son los principales retos que han tenido que afrontar?

I.G.M. Sin duda, responder, en un tiempo récord, a enormes y muy rápidos cambios en la demanda y en la afluencia de clientes a las tiendas; así como adaptaciones en relación con el surtido y con la adecuación de las tiendas a las medidas de protección necesarias para garantizar la seguridad. Ello ha llevado aparejado grandes problemas logísticos, de administración y de presión sobre las tiendas y sobre los trabajadores; así como un esfuerzo económico sin precedentes por parte de las empresas. Éste ha sido necesario para conseguir que el sector no parara y cumplir con el objetivo de garantizar el abastecimiento.  Resumiendo, han respondido a un desafío sin precedentes.

MVD. ¿Cómo está comportándose el consumidor?

I.G.M. Tras las primeras semanas de la crisis, caracterizadas por la alarma de la población y el acopio de productos, se consiguió que el consumidor recuperara la confianza en relación al abastecimiento alcanzando así una situación de normalidad, tanto en la afluencia a las tiendas como en el consumo. Los ciudadanos, tras comprobar que el abastecimiento y la seguridad estaban garantizados, han respondido con civismo y colaboración encomiables, respetando los consejos que se han dado desde los supermercados, como acudir a realizar el acto de compra una sola persona, espaciarla a lo largo del día, realizarla con agilidad y rapidez, no acaparar productos, respetar la distancia de seguridad…

MVD. El sector bebidas, y concretamente el vino, está subiendo en ventas ¿conocen cuál es el volumen de crecimiento?

I.G.M. El cierre de la restauración -que esperamos se solucione cuanto antes- ha generado un aumento de las ventas de algunas bebidas en el canal de la distribución a hogares. En modo alguno ha compensado lo que se ha dejado de consumir en bares y restaurantes, pero es cierto que ha aumentado. En el caso concreto de los vinos, según los datos publicados por el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, los mayores incrementos en el consumo se han producido durante el mes de abril. La tendencia es a la baja, alineándose con otros productos de alimentación y, confiemos en seguir vendiendo cada vez más vino, pero no porque la restauración esté cerrada, porque eso es muy malo para todos. Insisto en que las subidas en nuestro canal no compensan, en ningún caso, el volumen de ventas que suele absorber el sector de la restauración. El consumo en el hogar sigue pautas muy diferentes.

MVD. ¿Cómo cree que evolucionará el consumo a lo largo del confinamiento?

I.G.M. Por lo que observamos en otros países que iniciaron el confinamiento antes de España, la tendencia es hacia una desaceleración progresiva en la venta de los productos de gran consumo.

MVD.  Y, una vez esté superada esta crisis, ¿considera que se pueden producir cambios significativos en las pautas de consumo?

I.G.M. Todavía tenemos que ver cómo será el consumidor que salga de la crisis, aunque empieza a ver estudios al respecto todo dependerá de diversos factores, como la duración de la crisis y su impacto social. Sea como sea, la función de la distribución alimentaria será escucharle e intentar ofrecerle el mejor servicio. Lo que las empresas del sector han demostrado es tener una gran capacidad de reacción en tiempo récord, por lo que estaremos para responder a la evolución del consumo.

MVD. ¿Hay problemas y dificultades de desabastecimiento y reposición?

I.G.M. La distribución alimentaria, junto con el resto de eslabones de la cadena de valor agroalimentaria, ha hecho un gran esfuerzo logístico para que, incluso en la punta de mayor afluencia de público a las tiendas, no hubiera desabastecimiento y los productos se repusieran con la mayor celeridad. Una vez superada esta fase, adaptamos los lineales a los productos que más se necesitaban y, salvo casos de rotura de stock muy puntuales, el abastecimiento se ha normalizado con gran rapidez. Todo ello es muestra de que, en España, contamos con una cadena de valor agroalimentaria de un altísimo nivel que ha sabido responder a esta situación inédita.

MVD. ¿Cómo está reaccionando el personal que atiende al público ante su situación de mayor peligro respecto a muchas otras actividades?

I.G.M. Los empleados de los supermercados están siendo los grandes protagonistas de esta crisis. Han demostrado un gran compromiso, sentido de pertenencia a la empresa y al sector y una vocación de servicio público encomiables. Desde el primer momento, su seguridad ha sido la máxima prioridad para las empresas y, para ello, no solo se han seguido las indicaciones de las autoridades sanitarias, sino que, en ocasiones, se han adelantado a ellas y las han ampliado.

Deja tuComment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *