Logo Loading

Aunque la tecnología Google Chromecast fue concebida para uso doméstico, gracias a ella multitud de empresas han creado plataformas de streaming especialmente diseñadas para el sector hotelero, las cuales permiten al huésped seguir viendo en la televisión de su habitación del hotel las emisiones de las plataformas de contenidos a las que está suscrito en su casa, como Netflix, Amazon Prime, HBO y un largo etcétera.

Desde hace algunos años el streaming –es decir, la transmisión digital de contenido multimedia mediante ordenadores en red de manera que el usuario utiliza el producto a la vez que se descarga– ha irrumpido con fuerza en el sector hotelero, principalmente mediante sistemas basados en la tecnología Google Chromecast de Google.

El servicio responde a un indudable interés de los usuarios, las plataformas de video bajo demanda han alcanzado una notable presencia en el ámbito doméstico, inundando los hogares españoles. Seis de cada diez hogares españoles (un 60,8%) tienen acceso al menos a una plataforma de video bajo demanda, el 55% de los españoles utiliza los servicios de vídeo bajo demanda para ver series y el 88% de los usuarios hacen uso de plataformas de intercambio de vídeos para ver transmisiones en directo de juegos on line o partidas de los mismos.

Como es lógico, los viajeros desean seguir teniendo acceso en los viajes a sus plataformas, por lo que ofrecer este servicio aporta un importante valor añadido a los hoteles. Es más, si en 2020 este servicio permitía distinguir al hotel, actualmente se está convirtiendo en algo que los clientes esperan forme parte de las prestaciones estándar de un hotel de cierta categoría, por lo que el no tenerlo puede disuadir a los clientes y dar mala imagen.

Según diferentes estudios, un porcentaje en torno al 50% de los huéspedes prefiere un sistema que le permita seguir utilizando sus propias plataformas de contenidos a los rígidos sistemas tradicionales de oferta de contenidos con que cuentan los hoteles. Además, nada impide que el cliente del hotel utilice ambos.

Aunque mucho menos, extendidas, hay otras aplicaciones del streaming que cobran fuerza en el sector hotelero. Una es el servicio inverso al ya descrito, es decir, la emisión en streaming desde el propio hotel de eventos, reuniones, etc. realizadas en el mismo, algo que amplía notablemente la asistencia a las mismas al permitirla on line. Esto fue importantísimo durante la pandemia y, aunque ya no tanto, lo sigue siendo por el incremento del teletrabajo y, en general, por la tendencia de sustituir bastantes actividades presenciales por el contacto mediante Internet.

Otro uso del streaming es el marketing, algo en lo cual han destacado los hoteles chinos, emitiendo actividades del propio hotel, como limpieza, seguridad, instalaciones y el personal.

 

Deja tuComentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.