Logo Loading

Se suaviza el mal comportamiento de la exportación de vino español en el primer semestre de 2020. Junio ha aportado cifras positivas, especialmente en valor, con un crecimiento del 10%, pero también se registra un leve aumento del 0,2% en volumen. Esta es la principal conclusión del informe Exportaciones españolas de vino y productos vitivinícolas junio 2020, realizado por el Observatorio Español del Mercado del Vino (OeMv) en colaboración con la Organización Interprofesional del Vino de España (OIVE)

El trabajo indica que en el mes citado se exportaron 0,4 millones de litros más y se facturaron 21 millones de euros más. Gracias a eso, la primera mitad de 2020 cerró con caídas del 11,6% en volumen, hasta los 946,4 millones de litros, y del 7% en valor, hasta los 1.198,1 millones de euros, a un precio medio de 1,27 euros/litro, que aumentó un 5%, único valor positivo. De no haber sido por junio, estas cifras hubiesen sido peores. España exportó, respecto al primer semestre de 2019, 124,3 millones de litros menos y facturó, casi 91 millones de euros menos.

En sus conclusiones, el informe indica que “tras dos meses muy negativos para las exportaciones españolas de vino, enmarcados dentro de una situación de pandemia mundial por la COVID-19, los datos del mes de junio de 2020 muestran una recuperación de las ventas, sobre todo en valor. España exportó, respecto al mes de junio de 2019, 0,4 millones de litros más y facturó 21 millones de euros más, hasta los 171,5 millones de litros y los 224,8 millones de euros, a un precio medio de 1,31 €/litro. En el mes de junio, crecieron las ventas de los vinos de licor, vinos tranquilos envasados y graneles en valor”.

En los doce meses que van de julio de 2019 a junio de 2020 las exportaciones de vino se situaron en los 1.999,9 millones de litros, un 3% menos, y los 2.599,7 millones de euros, un 7% menos, a un precio medio de 1,30 €/litro, un 4,1% menos.  En el interanual a junio de 2020, y en términos absolutos, España exportó 60,8  millones de litros menos y facturó, 195 millones de euros, al reducirse el precio medio en 6 céntimos.

Por productos los comportamientos son distintos. Por ejemplo, destaca el aumento producido desde marzo en las exportaciones de vino en bag-in-box, que parece salir reforzado de la situación de pandemia. Tras unos extraordinarios meses de abril, mayo y junio, sus ventas crecen en la primera mitad de 2020 un 16% en valor, hasta los 32,1 millones de euros, y un 31% en volumen, hasta los 25,4 millones de litros, aunque con precios medios a la baja en un 11,6%, que se situaron en los 1,27 €/litro.

El informe señala también la buena marcha de los vinos tranquilos envasados durante el mes de junio de 2020, con aumentos del 19% en valor y del 17% en volumen, creciendo todas las subcategorías, salvo los vinos envasados sin ninguna indicación. Los vinos espumosos y los de aguja crecieron en volumen pero perdieron en valor. Los vinos a granel, aumentaron su facturación un 2,7%, pero redujeron el volumen exportado en un 14%, destacando la caída del vino sin ninguna indicación a granel, de un 17,5%, del que se dejaron de exportar en junio, 12,3 millones de litros.

Por el contrario, el comportamiento de los vino espumosos fue malo. Tras unos meses de abril y mayo muy negativos, en junio hay caídas en valor pero aumento en volumen. En el conjunto del primer semestre de 2020 la caída fue del 8% en volumen, hasta los 74,8 millones de litros, y del 14,8% en valor, hasta los 166,4 millones de euros. El precio medo bajó un 7%, hasta los 2,22 €/litro. Es decir, España exportó en vino espumoso en el primer semestre de 2020 6,5 millones de litros menos y facturó casi 29 millones de euros menos que en el primer semestre de 2019. El precio medio se redujo en 18 céntimos. El cava funcionó mejor que los demás espumosos: cayó menos en volumen, un 6,8%, cuando el resto de espumosos lo hizo en un 9,9%, como en valor, con un descenso del 13,7% frente al 18,5% de los demás. Su precio medio fue de 2,78 €/litro, un 25% superior al de la categoría.

Las exportaciones españolas de vino a granel (en envases de más de 10 litros), cayeron en junio un 14% en volumen, pero aumentaron un 3% en valor, al crecer el precio medio un 19%, hasta los 46 céntimos.

Esta evolución del mes de junio suavizó ligeramente las pérdidas registradas en la primera mitad de 2020, que fueron del 9% en valor y del 17,7% en volumen, con un precio medio un 10,5% superior. Se situaron en los 498,5 millones de litros, 107,4 millones menos, y los 223,8 millones de euros, 22,3 millones de euros menos, a un precio medio de 45 céntimos por litro, 4 céntimos más.

En la primera mitad de 2020 destacaron las ventas al Reino Unido, así como a algunos países escandinavos, que compensaron ligeramente las pérdidas registradas en otros grandes mercados, como Estados Unidos, China o Rusia. En el caso de Rusia, la entrada en vigor de su Ley de Viticultura en junio de este año, parece haber afectado muy seriamente a las ventas de granel español, que fueron nulas en ese mes.

Deja tuComentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.