Logo Loading

El quinto control de la maduración de la uva realizado por el Consejo Regulador de la D.O.Ca. Rioja el pasado día 22 de septiembre ha permitido constatar una estabilización en la maduración alcohólica con un significativo descenso de la acidez.

Han constatado un ligero aumento del peso de la baya, manteniendo un tamaño superior al de la pasada campaña. Madurativamente, “estamos en las mismas fechas que el año pasado; no obstante, a 22 de septiembre se han recogido 35 millones de kg más que el pasado ejercicio, lo que nos confirma, unido al peso de la uva, que la producción en esta campaña es superior”, afirman desde la D.O.Ca. Rioja.

Pablo Franco, director del Órgano de Control, confirma el “buen estado sanitario del viñedo”. Vegetativamente, “los primeros síntomas de estrés hídrico identificados en la semana pasada no se han incrementado”, para lo que desde los servicios técnicos siguen apostando por “mantener la vigilancia”. “La semana se ha caracterizado por las altas temperaturas y tormentas, que en algún punto han descargado en forma de granizo provocando un daño muy localizado y sin relevancia para el global de la Denominación de Origen”, añade Franco.

Deja tuComentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.