Logo Loading

La consejería de Agricultura, Desarrollo Rural, Población y Territorio de la Junta de Extremadura ha publicado el 25 de marzo en el DOE una resolución que fija las medidas de flexibilización para poder recibir los pagos directos de la PAC debido a la sequía.

En la resolución se determina la sequía como causa de fuerza mayor a efectos del cumplimiento de obligaciones y criterios de admisibilidad de determinadas ayudas.

La escasez de precipitaciones que se ha vivido en la región durante un periodo de tiempo prolongado, que ha comprometido la viabilidad de los cultivos, es un fenómeno que viene padeciendo España de forma recurrente. Así, se han producido episodios de sequía en tiempos recientes durante los años 2005, 2011 y 2017, que han precisado la adopción de medidas paliativas complementarias al seguro agrario para compensar las rentas de los agricultores y ganaderos afectados.

Por ello, la consejería de Agricultura ha trabajado en la flexibilización de las condiciones que deben cumplir las explotaciones agrarias para poder percibir las ayudas, financiadas con fondos FEAGA y FEADER, y gestionadas por la propia Administración regional, para apoyar al que es sin duda uno de los sectores más importantes de la región, siendo además pieza clave en el desarrollo económico, social y sostenible de Extremadura.

Deja tuComentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.