Logo Loading

La Federación Español del Vino (FEV) y la Conferencia Española de Consejos Reguladores Vitivinícolas (CECRV) han mantenido una reunión para analizar los procesos legislativos que están sobre la mesa en las instituciones de la Unión Europea y que tendrán implicaciones de calado para el sector.

Identificar los retos que para el sector del vino plantean diferentes reformas legislativas en materia de etiquetado, promoción y sostenibilidad de los productos agroalimentarios que están actualmente sobre la mesa de las instituciones de la Unión Europea y coordinar posición en torno a ellos han sido los principales objetivos de la reunión mantenida el 20 de julio entre FEV y CECRV.

Los representantes de las bodegas y de las denominaciones de origen han analizado conjuntamente dichos procesos de reforma, singularmente la regulación sobre Información Alimentaria al Consumidor (Reglamento UE 1169/2011), la política de promoción de productos agroalimentarios de la UE (regida por el Reglamento (UE) 1144/2014) y la reforma para garantizar un sistema alimentario sostenible en la Unión Europea, en base al cual se busca crear un nuevo reglamento horizontal.

Estos procesos de tramitación, que se encuentran en su fase inicial o preliminar, se van a desarrollar y completar durante los próximos dos años. Y todos ellos tendrán implicaciones significativas para bodegas y denominaciones de origen, en términos de indicaciones de etiquetado, de presupuesto y prioridades temáticas para la promoción con fondos europeos horizontales (para todos los productos agroalimentarios) y de definición de sostenibilidad, para determinar qué se considera como producto agroalimentario sostenible.

Con el fin de buscar la mayor unidad de criterio posible a la hora de establecer las demandas y necesidades del sector que la Comisión Europea, el Parlamento Europeo y el Consejo Europeo deben tener en cuenta, las dos organizaciones representativas del sector acordaron defender de manera coordinada las siguientes cuestiones:

  • Que las disposiciones que en materia de etiquetado nutricional y de ingredientes para el sector del vino ya están incluidas en el nuevo reglamento de la OCM, y que entrarán en vigor el 8 de diciembre de 2023, deben mantenerse como están, permitiendo el uso de herramientas digitales para trasladar parte de la información al consumidor;
  • Que la nueva política de promoción resultante contenga un presupuesto más equilibrado entre sus diferentes prioridades y no excluya ni discrimine a un sector como el vino.
  • Que el concepto de sostenibilidad que pretende establecer la Comisión Europea quede focalizado en sus aspectos medioambientales, económicos y sociales, indisolublemente ligados, dejando fuera otros enfoques y ámbitos que, si bien pueden ser tenidos en cuenta en otras áreas regulatorias, nada tienen que ver con el concepto de sostenibilidad.

En definitiva, FEV y CECRV tienen claro que el sector del vino, uno de los principales motores del sector agroalimentario, tanto a nivel UE, como a nivel nacional, debe mantener su especificidad y salir de estos procesos de reforma reforzado y consolidado como fuente de desarrollo rural, prosperidad y sostenibilidad de las zonas rurales europeas y de nuestro país.

Deja tuComentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.