Logo Loading

Se destinarán 10 millones de euros adicionales del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia (PRTR) a la línea AgroInnpulso. Desde que se firmó el primer convenio, hace algo más de un año, se han concedido 47 préstamos por un importe cercano a los 8 millones de euros.

El Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación y la Empresa Nacional de la Innovación (ENISA) han firmado, el 22 de junio, un segundo convenio para dotar con 10 millones de euros adicionales del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia (PRTR) la línea AgroInnpulso, destinada a financiar proyectos innovadores para impulsar la transformación digital en pymes de toda la cadena agroalimentaria y sectores asociados.

El secretario general de Agricultura y Alimentación, Fernando Miranda y el consejero delegado de ENISA, José Bayón, han suscrito este acuerdo que da continuidad al firmado hace algo más de un año. El ministerio mantiene su compromiso para impulsar el desarrollo de proyectos innovadores de alta calidad que fortalezcan el tejido empresarial en el medio rural, y que prioricen la incorporación de jóvenes y mujeres. Además, ha reforzado la divulgación de la línea AgroInnpulso en ferias y eventos claves para el sector y para las zonas rurales, y en foros sobre innovación dirigidos a jóvenes y mujeres.

El instrumento financiero que ofrece ENISA es el préstamo participativo, con importes desde los 25.000 hasta 1.500.000 euros. Este tipo de préstamo está a medio camino entre el tradicional y el capital riesgo, no exige avales ni garantías, únicamente la del propio proyecto empresarial y un equipo gestor solvente, y cuenta con amplios periodos de carencia y amortización.

Desde que se firmó el primer convenio se han concedido 47 préstamos por un importe cercano a los 8 millones de euros. En el primer semestre del año 2022, AgroInnpulso ha aprobado un total de 30 créditos que, en conjunto, suman más de 5,2 millones de euros.

El crédito tipo otorgado es de 173.000 euros, a una pyme de entre 2 y 7 años de creación, que por cada euro de préstamo aporta 2,3 euros de financiación adicional privada, lo que supone una magnífica herramienta de inversión público-privada en el sector agroalimentario y servicios asociados. Los beneficiarios utilizan el préstamo para crear, solo en el primer año por término medio, 2 puestos de trabajo.

 

Deja tuComentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.