Logo Loading

Insolity, la marca de grandes vinos y destilados de lujo, ha organizado esta semana su gran presentación experiencial en el Club Alma Sensai en Madrid. El acto ha sido conducido por la directora de Insolity, Audrey Vigne, y ha contado con la presencia de Rafael Sandoval, sumiller del restaurante Coque** y reputado coleccionista de vinos, quien ha apadrinado el proyecto.

Durante el evento se han podido catar dos añadas sublimes de un vino icónico de la zona de Pomerol, en Burdeos, como son el Château La Fleur-Pétrus 2009 y 2019; así como un dos añadas extraordinarias del Quinta do Noval Vintage Port, la 1994 y 2014. Conceptualmente, la propuesta del evento tenía la intención de trasladar la belleza e importancia del paso del tiempo en un vino a un espacio y un tiempo concretos, siendo el tiempo un eje fundamental para el coleccionismo y la creación de una bodega personal.

A lo largo de la presentación, los asistentes se han sumergido en una experiencia sensorial única e irrepetible, iniciando un viaje por el tiempo para entender cómo este moldea y crea el carácter y la historia de un vino.

Asimismo, Audrey Vigne, directora de Insolity, de la mano de Rafael Sandoval, ha tenido ocasión de compartir con todos los asistentes el valor añadido de un proyecto como Insolity:

  • Acceso exclusivo a Vinos Premium: facilidades para comprar los vinos más icónicos del mundo de terroirs legendarios, buscando el disfrute y el coleccionismo.
  • En Primeurs, puerta de entrada al Coleccionismo: el acceso a la compra a la avanzada de los mejores productos permite construir una colección de Grandes Vinos y crear un legado patrimonial.
  • Experiencias personalizadas: el cliente tiene acceso permanente al Consultor-Sommelier de Insolity, que le ofrece consejos y facilita su experiencia de compra y postventa.
  • La Crypta: espacio pionero en España de custodia de vinos y destilados particulares que garantiza la seguridad y perfectas condiciones de conservación, seguimiento, Collector Private Room y entrega cuidada.
  • Revalorización: los vinos de Insolity pertenecen al 1% del mejor terroir del mundo, con revalorizaciones que pueden alcanzar entre un 4% y un 8% de media anual.
  • Servicios premium: catas privadas, cenas exclusivas, visitas a bodegas y Premium Magazine.

Audrey Vigne, directora de Insolity, ha comentado al respecto de la presentación: “Estamos muy orgullosos de nuestra gran presentación experiencial en Madrid. Hemos tenido la oportunidad de catar cuatro añadas míticas de dos grandes vinos de Francia y Portugal, una pequeña gran representación de un portfolio de más de 1.000 vinos internacionales que caracteriza a Insolity, y lo hemos podido hacer de la mano de un maestro de ceremonias de la talla de Rafael Sandoval, sumiller del Coque y gran coleccionista de vinos, que está brindándonos su apoyo como padrino del proyecto”.

En ese sentido, Sandoval ha remarcado ante los asistentes: “si hay un vino en el que queráis invertir en Insolity, La Fleur-Pétrus 2019 es sin duda una apuesta segura”.

Coincidiendo con esta presentación experiencial, la marca ha organizado esta semana una cena con Château Lafite Rothschild presidida por Jean-Sébastien Philippe, director Internacional de Domaines Barons de Rothschild, que se desarrolló el 15 de noviembre en el restaurante Boca Grande de Barcelona, y cuyo valor total superó los 2.500€.

En esta línea, Insolity tiene previsto organizar durante los próximos meses nuevas experiencias premium en grandes ciudades españolas: catas y cenas exclusivas, experiencias sensoriales como la presentación en la sala Alma Sensai, así como eventos totalmente privados destinados a los clientes más exclusivos de Insolity. El objetivo es dar a conocer el portfolio de servicios selectivos de la firma a un público de amantes y coleccionistas que cada vez muestra más interés por el disfrute y el coleccionismo de grandes vinos.

Deja tuComentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.