Logo Loading

Juvé & Camps presenta Reserva de la Familia Rosé Centenario, un espumoso único e irrepetible creado para conmemorar los primeros cien años que cumple la casa.

Este vino, elaborado a partir de Pinot Noir plantada por la familia Juvé hace 30 años, rinde tributo al icónico Reserva de la Familia, el primer brut nature Gran Reserva de Juvé & Camps, creado en 1976. Su lanzamiento rompía con la tradición de espumosos con más dosaje habitual en la época, y con el tiempo, se ha convertido en una referencia internacionalmente admirada, que representa la filosofía inconformista de Juvé & Camps en todo el mundo.

Hoy, 17 de octubre, la casa lanza Reserva de la Familia Rosé Edición Centenario reinterpretando este hito con un espumoso rosado donde interviene una singular Pinot Noir con marcado carácter mediterráneo. Se trata de una variedad plenamente adaptada en sus viñedos, por la que la familia apostó hace más de 30 años, con una visión completamente innovadora.  Tal y como explica Mertixell Juvé “el Reserva de la Familia es un vino muy especial para nosotros. Mi familia lo elaboró por primera vez hace más de cuatro décadas y, entonces, supuso ya romper con lo establecido, porque era un espumoso sin dosaje, algo poco habitual. Ahora queremos celebrar los primeros 100 años de Juvé & Camps con este Reserva de la Familia Rosé Edición Centenario, una versión rosé, exclusiva, limitada e irrepetible, de este emblemático cava, y mostrar con él nuestra interpretación de una variedad en la que hemos creído firmemente todos estos años como es la Pinot Noir. Estoy segura de que este espumoso acompañará brindis, momentos y comidas de muchas familias que han conocido nuestra casa durante años y, de algún modo, ya forman parte de ella”.

Reserva de la Familia Rosé Edición Centenario está elaborado a partir de uvas seleccionadas en las mejores parcelas 100% ecológicas de Pinot Noir de Juvé & Camps en la cosecha de 2018. Fue esta una añada que requirió un enorme esfuerzo para obtener frutos maduros, con el equilibrio perfecto y una excepcional acidez para crear este vino tan especial, que simboliza la trayectoria centenaria de la casa. Los 40 meses de crianza en rima en las cavas aportan una bella complejidad a la expresión frutal y mediterránea del rosé y su versatilidad es ideal para acompañar toda una comida.

Nota de cata

Reserva de la Familia Rosé Centenario tiene un bonito color rosa pálido y una burbuja continua, incansable. Es complejo, con aromas a frutas maduras rojas, a bayas silvestres y flores de tocador que danzan junto a notas lácteas de yogur de fresa y toques gourmand y de panadería. En la boca entra suavemente, acariciando al paladar y dejando una sensación de sensual y excitante efervescencia. Es vivaz, cremoso y redondo, deliciosamente equilibrado y con un encantador final de frutas rojas en su punto de madurez.

Deja tuComentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.