Logo Loading

Los ponentes de la Jornada subrayan la ejemplaridad y eficiencia de un modelo de distribución alimentaria que lleva un servicio esencial a todos los rincones de la Comunidad y contribuye a la creación de empleo y riqueza, frenando la despoblación. Con 4.370 supermercados de retail organizado en Andalucía, destaca que el 51% presenta formato de franquicia o socio de cooperativa, es decir, son pymes.

La Confederación Andaluza de Empresarios de Alimentación y Perfumería (CAEA) y la Asociación Española de Distribuidores, Autoservicios y Supermercados (ASEDAS) han celebrado en la mañana de hoy , 4 de marzo, en Granada la Jornada “La distribución comercial alimentaria y la vertebración territorial en Andalucía”, donde expertos en distribución alimentaria y en despoblamiento rural han analizado la importancia de que las personas que viven en zonas aisladas puedan acceder al servicio esencial de la alimentación.

La estructura de la distribución de proximidad organizada en España (hipermercados, supermercados y autoservicios) suma más de 23.500 puntos de venta en toda España, una red equiparable a la de las farmacias o los colegios. En el medio rural, esta red de establecimientos donde hacer una compra completa, variada y a precios competitivos supera los 6.000 puntos de venta, de los que el 99,5% son supermercados.

En Andalucía, con 4.370 supermercados, existe presencia del retail organizado en 628 municipios, lo que representa un servicio directo para el 98,72% de la población –casi dos puntos por encima de la media nacional-, con una densidad comercial de un establecimiento por cada 1.938 habitantes. Destaca igualmente que el 51% de dichos supermercados presenta formato de franquicia o socio de cooperativa, es decir, son pymes.

También es destacable la función vertebradora de los 142 autoservicios mayoristas o cash & carry que surten al pequeño comercio y a negocios de hostelería. Se trata del 23% de la red total que funciona a nivel nacional y del 26,5% de la superficie.

Además, las tiendas abiertas y/o reformadas desde 2019 en Andalucía representan el 31,9% por ciento de la red comercial, lo que significa inversiones, empleo, avances en eficiencia energética y economía circular y más cobertura hacia la población.

La jornada también prestó atención a los datos de la provincia de Granada, una de las que registra una población más dispersa en Andalucía. Allí, se suman 603 supermercados, lo que supone una tienda por cada 1.527 habitantes –por encima de la media de la Comunidad Autónoma y nacional-.

Modelo de distribución alimentaria ejemplar en una cadena de valor muy eficiente

El acto de apertura contó con la participación del delegado de la Junta de Andalucía en Granada, Antonio Granados; de la presidenta de CAEA, Virginia González Lucena; y del secretario general técnico de ASEDAS, Felipe Medina.

El delegado de la Junta de Andalucía en Granada, Antonio Granados, afirmó que “el papel de las administraciones es esencial en su ámbito competencial con el objetivo de mantener, mejorar y optimizar los servicios públicos para apostar por la igualdad de oportunidades. Desde el servicio público debemos invertir en servicios sanitarios, educativos, transporte y un apoyo decidido por las infraestructuras. Además, de un análisis de las excelencias de los territorios, y más en una provincia como la granadina, con 174 municipios con una orografía diversa y apostando por políticas de desarrollo desde el ámbito turístico, cultural, patrimonial y la singularidad; la excelencia en nuestra agricultura y artesanía; con proyectos formativos para mejorar el empleo, el arraigo de la población en nuestros municipios, la creación de riqueza desde el cooperativismo y el apoyo al emprendedor”. Granados destacó el papel ejemplar que cumplen las empresas de la distribución alimentaria y aprovechó para solicitar una bajada del IVA de los alimentos en la actual situación de alza de precios.

Por su parte, la presidenta de CAEA, Virginia González Lucena, destacó que “el modelo de distribución comercial que tenemos, un modelo ejemplar y una cadena de valor muy eficiente, conlleva una enorme complejidad que, en la actualidad, está siendo azotada y sufriendo las consecuencias de una espiral inflacionista sin precedentes”. La presidenta de CAEA detalló las dificultades a los que el sector se está enfrentando en el actual escenario de alza de costes de la energía y de las materias primas, así como la necesidad de realizar una “tarea didáctica de explicar cómo se conforman los precios y por qué suben en el momento actual, cómo funciona la cadena de valor, cuáles son sus eslabones y operadores intermedios y, por lo más importante, tratar de poner en valor la labor social, económica y medio ambiental tan importante que esta cadena cumple como vertebradora de los territorios y generadora de empleo y riqueza”.

Asimismo, el secretario general técnico de ASEDAS, Felipe Medina, resaltó que “el modelo de distribución alimentaria que tenemos en España es uno de los más eficientes de Europa, entre otras cosas, por el equilibrio entre formatos y empresas que presenta, con más de 300 empresas de distribución organizada de las que unas 200 tienen menos de 50 establecimientos”. “Esto hace que el 96,6 por ciento de los consumidores en España tenga una tienda donde hacer una compra completa, variada, segura y a precios competitivos a unos 15 minutos de sus casas. Un logro que garantiza el equilibrio territorial al aportar el servicio esencial de la alimentación”.

La mesa redonda “Andalucía ante el reto democrático” reunió a Patro Contreras, vocal de Supermercados de CAEA, María del Mar Padillo, vocal del Canal Mayorista y Cash&Carry de CAEA, Eladia Illescas, experta en desafío demográfico y Jorge López, técnico experto en Desarrollo Territorial de la Diputación de Granada bajo la moderación de María Martínez-Herrera, responsable de Medio Ambiente, Nutrición y Seguridad Alimentaria en ASEDAS.

Entre las principales conclusiones, Patro Contreras, destacó que “las empresas de distribución alimentaria cubren las necesidades alimentarias y de productos de primera necesidad de prácticamente toda la población andaluza. Constituimos una auténtica mancha de aceite para la vertebración territorial de nuestra Comunidad Autónoma”. María del Mar Padilla, subrayó la función imprescindible del canal mayorista para que la alimentación llegue a todos los rincones de la Comunidad: “el canal mayorista agrupa los productos de las producciones en origen e industria y los distribuye a la totalidad de la población andaluza -785 municipios y 8,5 millones de habitantes- a través de tiendas de comercio tradicional y supermercados, así como al canal horeca. Es aquí donde resulta clave su labor estratégica, por su gran capilaridad y centralización de las mercancías”.

Eladia Illescas reflexionó sobre que “el 47,6 por ciento de los menores de 34 años, estarían dispuestos a vivir en un pueblo, según una encuesta sobre la juventud realizada por la Fundación Centra en 2021. Sin embargo, esta predisposición tiene que ir acompañada de tener un empleo acorde a sus estudios, proximidad a un núcleo de mayor población y servicios en general. La digitalización, la mayor conciencia ecológica y el valor al tiempo libre son aspectos que pueden determinar la fijación de la población en municipios pequeños”. Y Jorge López habló sobre el desequilibrio demográfico que se da en la provincia de Granada entre el área metropolitana y otras zonas y la preocupación de que, incluso las ciudades medianas, estén en declive demográfico. Para abordar esta situación, reivindicó el papel de “los servicios públicos como un factor de equilibrio y la necesidad de contemplar en la agenda referencias al desarrollo de los sistemas agroalimentarios como un factor de desarrollo muy importante, destacando la importancia de fórmulas como el cooperativismo”.

Por último, cerró el acto el concejal de Participación Ciudadana, Turismo, Comercio y Recursos Humanos, Eduardo Castillo, quien destacó que “las empresas de distribución alimentaria son grandes aliadas de la vertebración territorial en Andalucía, especialmente en Granada, donde cumplen la función de abastecer a la población, crear empresas y empleo. Desde el Ayuntamiento trabajamos para impulsar el comercio local en este contexto de incertidumbre desde el impulso de la colaboración público-privada”.

 

 

Deja tuComentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.