Logo Loading

Dos meses después de la primera encuesta realizada por la Federación Española de Vino (FEV) sobre los efectos de la crisis del Covid19 en las bodegas españolas, el 93,9% sigue considerando que se han visto afectados “bastante”, “gravemente” o “muy gravemente”, solo un 2% menos que en la encuesta anterior. De media la facturación durante el primer semestre se ha reducido de media en un 38,7%

Por tamaño, son las microempresas (menos de 10 trabajadores y de 2 millones de euros de facturación) las que más se están viendo afectadas, con una caída media del 54% en su facturación en los seis primeros meses del año, mientras que en el resto la reducción se sitúa en el 30%.

En cuanto a las previsiones de futuro, las bodegas estiman que para el ejercicio 2020 su facturación sufrirá de media una reducción en torno al 28% y solo un 35% de ellas cree que podrá recuperar los niveles de facturación previos a la crisis en 2021, mientras que un 56% cree que esto no ocurrirá hasta 2022.

Por canales, la hostelería ha sido sin duda el más afectado tras más de dos meses de cierre total y su posterior reapertura gradual con límites de aforo. Esto ha provocado caídas de ventas de las bodegas de hasta el 65% a nivel nacional y del 45% a nivel internacional. En menor medida también se ha visto afectado el canal Alimentación, con una reducción de la facturación de entre el 12% nacional y el 23% en exportación.

Ante estos datos, la FEV considera que es necesario que la Administración siga apoyando con iniciativas concretas a un sector que es vital para la economía y para el desarrollo rural y social de muchos territorios de España y que se está viendo muy perjudicado por la actual crisis.

La FEV considera que las medidas adoptadas por el Ministerio de Agricultura van en la buena dirección y suponen una ayuda importante, pero las cantidades destinadas a ello son insuficientes para las necesidades actuales y, en algún caso, no se adaptan bien a la tipología de empresas más pequeñas.

Igualmente, una de las principales preocupaciones de las bodegas se encuentra en el ámbito laboral, tanto por la necesidad de ampliación de ERTEs como por la posible falta de mano de obra para la vendimia que está apunto de comenzar. Por eso, desde la FEV apoyamos la reivindicación de FIAB al Gobierno para ampliar los ERTE en todas  aquellas empresas de la industria de alimentación y bebidas y  distribuidores que acrediten un porcentaje del 40% de su facturación dependiente del canal HORECA.

Además, FEV pide que el Gobierno ponga en marcha acciones y campañas para recuperar la confianza del consumidor nacional y del visitante extranjero, de modo que siga consumiendo nuestros productos tanto en España como en los países de origen.

Recuperación de algunos mercados de exportación e incremento venta online

Los datos positivos del cuestionario llegan de las ventas exteriores y online. En cuanto a la exportación, a pesar de una caída del 12% en abril, el 61% de las bodegas afirma que empieza a notar cierta mejoría en algunos mercados de exportación, en primer lugar del mercado asiático y posteriormente en países europeos como Alemania, Países Bajos y los países nórdicos.

Ahora bien, en el ámbito internacional, es fundamental que el Gobierno español, de la mano de sus socios europeos, siga trabajando para llegar a un acuerdo con Reino Unido que evite un “Brexit duro”y para eliminar los aranceles adicionales impuestos por Estados Unidos.

Con respecto a las ventas online, el 81,7% de las bodegas manifiesta que vende en este canal, cuya facturación ha aumentado de media un 161 desde mediados de marzo, si bien todavía supone un porcentaje muy pequeño de las ventas para la gran mayoría de ellas. Con todo, un 84% de las bodegas manifiesta que han intensificado su estrategia de venta online debido a la situación provocada por el Covid19.

Deja tuComment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *